La Audiencia Provincial de Málaga ha absuelto a la exalcaldesa de Benalmádena Paloma García Gálvez (PP) de los delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación que se le imputaban, junto a otras seis personas, por la aprobación en 2012 de una dieta de 600 euros mensuales para el concejal Francisco Salido, entonces socio de gobierno, dentro del consejo de administración del puerto deportivo de Benalmádena.

El pasado mes de abril se celebró el juicio oral contra la exalcaldesa de Benalmádena por aprobar esta retribución para su socio de gobierno cuando debía ser aprobada en el seno del Consistorio.

La retribución se aprobó siendo alcalde el socialista Javier Carnero pero se ratificó en el consejo de administración de diciembre de 2012, una vez que Francisco Salido rompió con el PSOE y se alió con el PP para darle la alcaldía a Paloma García Gálvez, a través de una moción de censura.

Por ello, la fiscalía pedía cuatro años de prisión e inhabilitación para cargo o empleo público para la exalcaldesa, Francisco Salido y los consejeros Rosa María González, José Rojano, José Luis Moreno, José Antonio Ramírez y José Manuel López Merino, que aprobaron la concesión de dichos emolumentos.

De esta forma, Paloma García Gálvez, y el resto de investigados, Francisco Salido y los cinco consejeros que aprobaron dicha retribución, han sido absueltos de los delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación.

El coordinador general del Partido Popular de Málaga, José Ramón, Carmona, ha celebrado hoy la absolución de Paloma García Gálvez, "lo que supone además el rechazo hacia quienes intentan judicializar la vida política a falta de otros argumentos".

"Una vez más se demuestra que este tipo de cuestiones, que son judicializadas por una acción política equivocada, finalmente quedan en nada, a pesar del daño evidente que durante años han sufrido los encausados", ha apuntado Carmona.

El dirigente popular ha añadido que en los últimos meses "hemos conocido varias absoluciones en torno a acusaciones que habían sido iniciadas también desde otros partidos políticos con la intención de tumbar la gestión del PP a falta de otros argumentos".

"Por fortuna, el tiempo pone a cada uno en su sitio y, con la sentencia que hemos conocido hoy, se confirma la honorabilidad y el buen hacer de la que fue nuestra alcaldesa en Benalmádena", ha concluido Carmona.