La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes a los que sorprendió cuando iban a realizar una transacción de un kilo de cocaína. Uno de ellos se trasladó con la droga desde Fuengirola a Granada, donde fueron finalmente arrestados ambos gracias al seguimiento de los investigadores.

Los hechos se produjeron la tarde del miércoles 12 de mayo. Los agentes detectaron en el municipio costasoleño la presencia de un investigado que supuestamente se dedicaba al tráfico de estupefacientes, concretamente a la distribución de cocaína. Según la información con la que contaban los agentes, este hombre se podría estar dedicando a transportarla por carretera a distintas localidades de Andalucía por lo que decidieron activar un dispositivo para comprobar tales extremos.

El seguimiento al sospechoso finalizó en un centro comercial de Granada, donde los agentes lograron interceptarlo cuando se disponía a entregar una bolsa a un segundo individuo. Este último, al percatarse de la presencia policial, intentó darse a la fuga infructuosamente, ya que fue capturado por los agentes rápidamente.

Una vez identificados ambos, los policías comprobaron que la bolsa que portaban contenía cocaína, procediendo a detenerlos como presuntos responsables de un delito de tráfico de drogas. La sustancia intervenida arrojó un peso de un kilogramo.

El atestado policial ya ha sido remitido al juzgado y los arrestados puestos a disposición judicial.