Cuatro personas han sido detenidas en Mijas como presuntas autoras de un secuestro exprés cometido el pasado 24 de mayo sobre un huésped de un hostal de El Ejido, en Almería. Una llamada al 091 sobre las dos de la madrugada alertó del rapto de un hombre a las puertas de un establecimiento de la localidad por parte de cuatro desconocidos que lo introdujeron a la fuerza a un todoterreno de color negro.

La pareja de la víctima logró huir del ataque y puso los hechos en conocimiento de la Comisaría de la Policía Nacional en El Ejido, cuyos investigadores identificaron en apenas unas horas los cuatro asaltantes gracias a la coordinación con la Comisaría de Fuengirola. Las pesquisas determinaron que la motivación de los secuestradores era meramente económica. Ambas partes se conocían y habían participado en negocios ilícitos previos, pero las desavenencias llegaron por un fardo de hachís desaparecido que la víctima encontró en una playa de Mijas.

Intuyendo la reacción que el hallazgo provocaría entre sus exsocios, decidió huir y refugiarse en El Ejido junto a su pareja, pero los ahora detenidos apresaron a un amigo común de los anteriores que, por miedo a que le causaran algún daño, reveló el paradero de la víctima.

Una vez capturado en el hostal, los asaltantes llevaron a la víctima a un descampado de El Ejido, donde "le golpearon brutalmente y amenazaron con amputarle los dedos si no les devolvía la droga". La presión policial de los agentes de las comisarías de El Ejido y Fuengirola culminó con la liberación del secuestrado a las 16.30 horas del mismo día de su detención ilegal.

Ya en sede policial, el secuestrado relató lo sucedido y confirmó la versión dada inicialmente por su pareja y los testigos presenciales. La mañana del 25 de mayo, los agentes localizaron y detuvieron en Mijas a los cuatro sospechosos, dos españoles y dos marroquíes de entre 20 y 42 años. El principal investigado ha ingresado en prisión por orden judicial.