El Ayuntamiento de Estepona informó ayer de la adjudicación de la gestión, administración y explotación del Centro Dolménico de Corominas, que alberga el yacimiento arqueológico más antiguo de la ciudad, para los próximos cuatro años.

La teniente alcalde del área Sociocultural, Begoña Ortiz, declaró que este espacio, que exhibe cinco dólmenes prehistóricos que se encuentran en perfecto estado de conservación, está reconocido como la primera Necrópolis Dolménica de la Costa del Sol Occidental. Así, destacó que la prioridad del Ayuntamiento es «continuar con la difusión a todos los niveles de este importante centro patrimonial, que se encuentran en el parque de San Isidro Labrador, ya que son los restos arqueológicos más antiguos de la ciudad y uno de los más singulares de la provincia».

El contrato se ha adjudicado a la empresa Necrópolis Prehistórica de Corominas S.L. y tendrá una duración de cuatro años. La concesionaria se encargará de las visitas guiadas y del mantenimiento de todo el recinto. Además, realizará una serie de mejoras en la renovación de la cartelería del centro dolménico y también en la señalización necesaria en las vías de acceso.