El Ayuntamiento de Benalmádena ha elaborado un nuevo pliego de adjudicación para la gestión del Club de Hielo, que cerró en noviembre ya que la concesionaria alegó que no era rentable por las restricciones de horarios y aforos como consecuencia del estallido de la pandemia. La concesionaria presentó su liquidación en febrero, por lo que el equipo de gobierno creó una mesa de trabajo con todas las fuerzas políticas para intentar su reapertura, lo que fue imposible ante las restricciones por la persistencia del Covid-19.

El Consistorio ha elaborado un nuevo pliego de condiciones para licitar la gestión de las instalaciones en otoño y reabrir el Club de Hielo «en octubre en condiciones normales y garantizar la continuidad de todos sus trabajadores», explicó ayer el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

El regidor realizó un llamamiento a la participación en el proceso de licitación de todas las empresas interesadas en ocuparse de la gestión del Club de Hielo, «una infraestructura rentable sin las restricciones de la pandemia, que dispone de la única pista de hielo de la provincia de Málaga, además de una piscina cubierta, un gimnasio, bar-cafetería y un aparcamiento».