Los Bomberos del Ayuntamiento de Fuengirola, la noche del pasado domingo, lograron extraer vivo a un perro del interior de la carrocería de un vehículo que supuestamente lo había arrollado dos días antes en la autovía A-7, entre los municipios de Estepona y Marbella.

El can se encontraba consciente, aunque muy perturbado por lo ocurrido y con alguna contusión en sus extremidades que no revestía gravedad aparente de la que está recibiendo atención veterinaria en el centro zoosanitario municipal.

El rescate comenzó cuando la sala de comunicaciones de la Policía Local recibió una llamada de una vecina de Fuengirola alertando de la presencia de un perro en el interior de su coche particular, junto al motor.

Acto seguido, los Bomberos recibieron el aviso y tras hablar con la mujer, se personaron en el domicilio de esta para realizar la extracción.

Tras una primera inspección, los funcionarios intervinientes comprobaron que el animal estaba consciente y que se hallaba en los bajos del motor del vehículo, por lo que realizaron varias maniobras para retirar con éxito al can del habitáculo donde había quedado incrustado, con el máximo cuidado posible.

Imagen del perro, una vez rescatado. L.O.

El perro, de pequeñas dimensiones, fue trasladado por los propios bomberos al centro zoosanitario municipal. No portaba chip identificatorio y se recupera de las heridas causadas por el impacto en el citado centro veterinario.