Catorce personas han sido detenidas por su presunta vinculación con una de las organizaciones más activas dedicadas al tráfico de cocaína de la Costa del Sol. La investigación, llevada a cabo en Málaga, Sevilla y Ceuta, es el desenlace del operativo que permitió interceptar en abril del año pasado casi tonelada y media de cocaína en polvo en Marbella. En un primer momento, los agentes interceptaron una furgoneta cargada con 80 kilos de droga que les llevó hasta un piso guardería donde se localizaron otros 1.380 kilos de esta misma sustancia. Los investigadores han destacado la consolidación que esta organización ha logrado a lo largo de los años con un importante entramado empresarial con diferentes y líneas de negocio para blanquear los beneficios, sobre todo en el sector de la restauración y la hípica.

Semanas después de aquel alijo, las pesquisas llevaron a un importante arsenal de armas en el interior de un vehículo de la misma organización, entre las que destacan dos fusiles de asalto modelo M16A1, arma considerada de uso exclusivamente militar, equipados con elementos de ayuda a la puntería de última generación. Durante la investigación, llevada a cabo por la Policía Nacional y la Guardia Civil con el apoyo de Europol, se han intervenido otras partidas de drogas y armas y han caído otros grupos de menor perfil que daban apoyo al principal, pero ha sido a mediados de este mes cuando se han desmantelado las distintas ramas de esta organización criminal instalada en la Costa del Sol.

En el operativo han participado más de 350 efectivos que han participado en 18 registros, la mayoría de ellos en Marbella, procediéndose a la detención de 14 personas y a la inmovilización de 12 vehículos, algunos de ellos con sofisticados sistemas de ocultación de armas, dinero y droga. Once de los implicados ellos han ingresado en prisión.