La Guardia Civil desarrolla desde primera hora de la mañana un importante despliegue en Mijas y Fuengirola en el marco de una operación contra un grupo dedicado al tráfico internacional de hachís. Según fuentes cercanas al caso, los investigadores tienen previsto realizar media docena de registros domiciliarios, alguno de ellos en la zona norte de Los Pacos, en Fuengirola. En una de las viviendas utilizadas por los implicados como guarderías, los agentes han encontrado varios fardos que suman alrededor de 400 kilos de hachís.

Hasta el momento se han producido ocho detenciones, incluida la de un hombre que presuntamente custodiaba la droga intervenida y que intentó huir por los tejados de los adosados de la calle Gladiolo. Al ver que el perímetro estaba completamente controlado por la Guardia Civil y no tenía escapatoria, desistió y fue finalmente arrestado.

En estos trabajos están participando más de un centenar de agentes pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, del Órgano de Coordinación Contra el Narcotráfico (OCON Sur), del Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el Narcotráfico (Crain) y del Grupo de Acción Rápida (GAR).