El Ayuntamiento de Torremolinos inauguró este lunes una glorieta con el nombre de Avner Shalev, el presidente del Yad Vashem (Centro Mundial de Conmemoración de la Shoá -o La Catástrofe- como lo llaman los hebreos), en memoria de las víctimas del Holocausto nazi.

El propio Avner Shalev asistió al acto, después de ser recibido por el alcalde de Torremolinos, José Ortiz, a lo largo de la mañana, en agradecimiento por la donación de más de cien libros sobre el Holocausto.

«Gracias a Avner Shalev Torremolinos es hoy más rico en historia, cultura y conocimiento. No sólo por la donación de más de cien libros para nuestras bibliotecas que ayudará a extender el recuerdo entre nuestros vecinos, sino también por este monumento que servirá de conciencia y recuerdo para las cientos de personas que pasan diariamente por este enclave», manifestó José Ortiz.

El regidor añadió que «ha pasado mucho tiempo pero hoy estamos aquí, en un emotivo paso más que damos junto a la comunidad judía con el que queremos decirle a todo el mundo que tenemos que recordar. Recordar para no olvidar. Recordar para que esa memoria impida repetir esta parte tan cruel y triste de la historia».

En medio de la rotonda luce una ‘menorá’, un candelabro de seis brazos, símbolo del Museo del Holocausto de Jerusalén, que recuerda los crímenes que llevaron a la aniquilación de pueblos, etnias, disidentes, y sobre todo, a los seis millones de judíos asesinados durante el Holocausto.

La glorieta, a cuya inauguración asistió el portavoz de Ciudadanos, David Obadía, está situada en la calle Violeta Friedman, que fue una superviviente del campo de exterminio nazi de Auschwitz y a la que Torremolinos le dedicó una calle como homenaje a su lucha y coraje, siendo el primer enclave que homenajeaba una figura del Holocausto.

«Hoy es un día importante en el que se inaugura un monumento al símbolo de los seis millones de judíos víctimas del nazismo que espera luz, voluntad, esperanza y voluntad de retener en la memoria y educar a generaciones futuras lo que es una barbarie así», explicó Shalev.

Inauguración de la rotonda Avner Shalev, en Torremolinos. L. O.

Nacido en 1939 en Jerusalén, Avner Shalev sirvió en el ejército de Israel entre 1956 y 1980, obteniendo el rango de general de Brigada. Herido en combate en el frente egipcio durante la Guerra de los Seis Días, fue jefe de la División de Información e Instrucción del Estado Mayor. Después de retirarse del servicio militar, ejerció durante más de una década como director general de Cultura en el Ministerio de Educación y Cultura de Israel y fue presidente del Consejo Nacional de Cultura y Arte.

Premio Príncipe de Asturias de España de la Concordia en nombre de Yad Vashem en 2007, Avner Shalev recibió la Orden del Mérito Civil del Reino de España en 2016 por los años de servicio público como presidente de Yad Vashem y por los avances que ha logrado en la educación y conmemoración del Holocausto en Israel y en todo el mundo.

La representante en España del Yad Vashem, Perla Hazan, aseguró que es «un orgullo» poner por primera vez en Andalucía y en concreto en Torremolinos el símbolo de los candelabros.