La delegada de la Junta de Andalucía en Málaga Patricia Navarro, afirmó ayer que el proyecto de ampliación de la depuradora de Casares estará listo antes de final de año.

En una visita al municipio, Navarro constató que la depuradora, construida en 2006, se encuentra en mal estado «y se ha quedado anticuada» para obtener los parámetros de salida exigidos en la autorización de vertido.

La delegada añadió que el Consejo de Gobierno de la Junta aprobó en 2010 la ampliación de las instalaciones pero desde entonces no se ha hecho nada, hasta ahora. El pasado mes de marzo, la Junta sacó a concurso la redacción del proyecto por importe de 109.000 euros para delimitar la situación actual, delimitar las necesidades futuras y prever la posibilidad de utilización de las aguas depuradas. Un proyecto que tiene un plazo de ejecución de ocho meses.

Esta inversión se une a otras que ha impulsado el Gobierno andaluz en materia de saneamiento este año por valor de 125 millones de euros.

Abastecimiento

Por otra parte, la delegada Patricia Navarro añadió que este mismo mes está prevista la firma de la redacción del primer tramo (Guadiaro-Estepona, de 21 kilómetros) del proyecto de interconexión de las tuberías de abastecimiento de agua entre el Campo de Gibraltar y Málaga.

El segundo, Estepona-Marbella (23 kilómetros), se licitará en verano, igual; que el de Marbella-Fuengirola y el de Fuengirola-Torremolinos-ETAP Pilones, y ya se trabaja en el bypass de Churriana.