La Guardia Civil ha detenido en Fuengirola al irlandés Gerry Hutch El monje, uno de los máximos rivales de la familia Kinahan desde que su sobrino Gary Hutch fuera asesinado tiros en Mijas en septiembre de 2015, un crimen que desató una guerra entre clanes que en Dublín suma más de 15 víctimas mortales, entre ellas el hermano del Gerry, asesinado en la capital irlandesa apenas tres días después del incidente del hotel.

Según confirmaron fuentes del instituto armado a este diario, El monje, apodo que responde a un estilo de vida disciplinado y espartano, fue arrestado por los investigadores de la UCO la tarde del jueves cuando salió de una vivienda del centro de Fuengirola que los agentes llevaban tiempo vigilando. Las fuentes añadieron que la detención se consumó en virtud de una reclamación de las autoridades irlandesas, ya que estas consideran tener pruebas suficientes para demostrar que el veterano convicto está detrás del salvaje asalto al Hotel Regency en febrero de 2016, cuando un grupo de hombres, varios disfrazados de policías y uno de mujer, irrumpió en el establecimiento con fusiles de asalto en la sala donde se pesaban los púgiles que al día siguiente iban a participar en una velada de boxeo.

Uno de los luchadores era Jamie Kavanagh, en la órbita deportiva de los Kinahan e hijo del difunto Gerard Hacha Kavanagh, también asesinado a tiros en un pub de Marbella un año antes que Gary Hutch en un crimen que sigue impune. La principal hipótesis es que los asaltantes del hotel buscaban a Daniel Kinahan, que es hijo y mano derecha del enemigo número uno de Gerry: Christopher Kinahan senior.

Gerry Hutch, de 58 años, es un personaje muy conocido en su país. Tiene un amplio historial delictivo y una entrada en Wikipedia que resume una trayectoria propia de un guion de cine. Los medios irlandeses le dedican continuamente páginas y programas de televisión en los que destacan su precoz entrada en la delincuencia, prácticamente desde niño, y su gran habilidad para no ser procesado judicialmente en robos históricos en los que siempre fue uno de los principales sospechosos, como el atraco a mano armada que en 1995 supuso el mayor robo de efectivo (tres millones de libras) cometido en el condado de Clonshaugh hasta la fecha.