La consternación y el dolor se extendieron ayer tras conocerse la muerte del bombero forestal Carlos Martínez Haro, fallecido durante las labores de extinción del incendio de la Sierra Bermeja. Las muestras de pésame llegaron desde todos los puntos del país por esta tragedia que ya se está investigando.

El Ayuntamiento de Las Tres Villas (Almería), pueblo natal del bombero, decretó de urgencia tres días de luto oficial y convocó para hoy un minuto de silencio en recuerdo del joven de 44 años.

La alcaldesa, Virtudes Pérez, indicó a Europa Press que las banderas en las dependencias municipales ya ondean a media asta con crespón negro para reflejar el «dolor» de este municipio de apenas medio millar de vecinos.

«En los pueblos pequeños quien no es familia de un lado, es familia por otro, y hoy los ánimos en la pedanía de Escullar están tirados por tierra», señaló Pérez, quien remarcó que la familia, «muy conocida» en la zona, «es espectacular de buena gente».

Recordó cómo «Carlos pasaba los veranos por las calles del pueblo», siempre «juntillo al que ahora es mi concejal Iván Félix Jiménez» e insistió en la «consternación» que su muerte ha causado en los vecinos, «que estamos rotos».

«Con 44 años, tan joven, con dos hijas pequeñas, luchando contra un fuego que ha sido, a la espera de investigación, supuestamente intencionado. Eso no toca. No le tocaba», concluyó.

El Ayuntamiento de Roquetas de Mar (Almería) también guardó ayer un minuto de silencio en memoria de Carlos, quien residía habitualmente en este municipio. Pertenecía al retén del Infoca AE214 de Almería, con centro de operaciones en Dalías y adscrito al Cedefo de Alhama de Almería.

Los trabajadores adscritos al Cedefo rindieron homenaje igualmente a su compañero con un minuto de silencio en señal de duelo y recuerdo, junto a diversas autoridades. Al acto asistió la delegada de la Junta de Andalucía en Almería, Maribel Sánchez Torregrosa, quien expresó el «respeto más absoluto» del Gobierno andaluz así como el «pésame más rotundo a su familia y a sus compañeros de retén», quienes vivieron unos momentos «dramáticos». Al acto acudieron la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, así como varios delegados territoriales.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, explicó que el mismo jueves pudo hablar con la familia del bombero para trasladarle personalmente «nuestro dolor, comprensión y apoyo». Igualmente, todos los partidos políticos expresaron su pésame.

CCOO y UGT se concentraron ayer, manteniendo, además, un minuto de silencio, para mostrar condolencias y solidaridad con familiares del bombero forestal, denunciando «tristemente de nuevo, ante la opinión pública, una muerte más en el trabajo» y volviendo a solicitar recursos y medios.

La secretaria general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO de Málaga, Inmaculada González, mostró «el pesar y dolor por la pérdida de un compañero que ha fallecido en acto de servicio». «Desde CCOO, demás de lamentar la pérdida humana, que es irreparable, también lamentamos el desastre natural que se está produciendo en la sierra ene estos momentos», señaló, preguntándose «qué ha ocurrido con las medidas preventivas».

En este punto, incidió en que «no podemos hacer otra cosa que recordar en el mes de junio las manifestaciones y movilizaciones de los agentes forestales que ya preveían que la falta de personal podría ocasionar un desastre de esta magnitud».

Es más, lamentó que «de los once retenes que están ahora mismo en Málaga, solo uno cumple todos los turnos de vigilancia».

Por su parte, también desde UGT Servicios Públicos Andalucía lamentaron la muerte de un bombero forestal, «compañero de UGT. Mostramos nuestro pésame a la familia del compañero y trasladamos mucho ánimo a los compañeros que trabajan en la extinción».

Asimismo, desde UGT han incidido en que el colectivo de bomberos forestales «lucha día a día por salvar vidas y la naturaleza, arriesgando su vida», por lo que criticaron «las precarias condiciones de trabajo del colectivo».

Por último, también desde CSIF lamentaron el fallecimiento del bombero forestal, mostrando su pesar «por esta irreparable pérdida, tanto a la familia y amigos del trabajador fallecido, como a todo el personal del Infoca».