El incendio de Sierra Bermeja ha arrasado ya seis mil hectáreas, aunque la Junta ha hablado de "una prudente y leve mejoría" con respecto a la situación que existía el viernes. Así lo ha asegurado esta noche el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, que ha explicado que las condiciones meteorológicas han sido mejor que en la jornada anterior y que al disiparse el humo ha sido posible levantar el confinamiento a Jubrique y Genalguacil.

"Nos queda todavía mucho trabajo en este incendio. Pero tenemos toda la confianza y la profesionalidad de los trabajadores del Infoca, de los medios aéreos", ha resaltado, agradeciendo las llamadas que han recibido de todas las comunidades autónomas para ofrecer ayuda.

Por su parte, la consejera Carmen Crespo ha destacado el "esfuerzo ímprobo" que están haciendo los técnicos del Infoca y todas las personas que están trabajando en el incendio, al tiempo que ha pedido paciencia a las personas que aún siguen desalojadas.

El subdirector del Centro Operativo Regional del Infoca, Alejandro García, ha explicado que las condiciones de este sábado sí han permitido trabajar en la extinción y que buen parte del perímetro del incendio ya ha sido estabilizado. "No puede darse por estabilizado el incendio porque no todas las partes lo están", ha aclarado, explicando que quedan al menos cuatro zonas con bastante actividad de fuego. "La que más nos ha preocupado durante todo el día y buena parte de la tarde ha sido la zona noroeste del incendio, que tenía una amenaza cierta hacia las poblaciones de Jubrique y Genalguacil, además que el intenso humo acumulado nos impedía entrar de forma segura con aeronaves", ha indicado. "El humo se ha disipado a última hora de la tarde y hemos aprovechado para entrar con medios aéreos, tan es así que esta noche mantenemos y hemos incrementado el operativo terrestre. "Tengo la esperanza de que esta noche podremos hacernos con el frente que baja hacía el río. Soy muy optimista con esa zona que era la que más nos preocupaba", ha incidido.

En cuanto a la posible afección a los pinsapos, ha asegurado que los esfuerzos que se han hecho con el pinsapar "han sido ímprobos". "La cantidad de medios y recursos hasta el límite de lo razonablemente seguro que hemos concentrado en la zona ha sido brutal. Aún así hay una pequeña parte de la zona baja del pinsapar que ha sido afectada, no que se hayan quemado pinsapos, sino matorral de la zona baja".

Te puede interesar:

García ha explicado que quedan otro par de zonas con mucha actividad, como la zona este, "con una parte alta con un frente que esta mañana tenía dos kilómetros, pero la extrema pendiente de más de un 100% en algunos sitios y el diámetro de los combustibles leñosos han impedido cerrar completamente ese perímetro". El responsable del Infoca ha insistido en que el objetivo es rematar todas las zonas que se mantienen calientes en esos 40 kilómetros afectados.