Andalucía ha recibido una cascada de ofrecimientos de ayuda de toda España para colaborar en la lucha contra el incendio de Sierra Bermeja, que por sus características se ha convertido en el primero de sexta generación que se ha registrado en España por su virulencia e imprevisibilidad. De hecho, la UME ha acudido a la petición de la Junta de Andalucía para que colabore en las tareas de extinción y un equipo de bomberos de Madrid ha llegado esta mañana del lunes a Málaga para unirse a los trabajos en Sierra Bermeja.

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha reiterado en la noche del domingo la complejidad del incendio y ha subrayado el apoyo inédito que han prestado a Andalucía "muchísimas comunidades autónomas". "Prácticamente los presidentes de todas las comunidades han llamado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, como también lo hizo en su momento el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez", ha resaltado, enumerando los efectivos de otras regiones que continuarán llegando para combatir las llamas.

"Toda España se está volcando con este incendio inédito que está sufriendo Sierra Bermeja," ha añadido el consejero, quien ha agradecido a los profesionales que están dando "lo mejor de sí mismos"; al igual que la titular de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, que resaltado la coordinación entre las administraciones: "Está siendo ejemplar".

Las comunidades autónomas se han volcado en su apoyo al operativo de Plan Infoca. La Comunidad Autónoma de Madrid sumará está noche al despliegue un total de 24 bomberos forestales, cuatro autobombas y una nodriza. Murcia aportará un helicóptero con capacidad de 3.000 litros y cuatro técnicos especialistas en la lucha contra el fuego; mientras que desde la vecina Extremadura llegarán dos hidroaviones también conocidos como Zapatones. Castilla La Mancha ya apoyaba con 4 zapotones y ahora incorporará un equipo de especialistas en maquinaria pesada. A través de los equipos FAST se cuenta con especialistas de la Comunidad Valenciana, Cataluña y el Estado.

Estos efectivos se unen al dispositivo de extinción de incendios forestales del Plan Infoca, que mantiene desplegados a 350 efectivos, entre ellos, personal terrestre, 20 vehículos contraincendios, tres Bulldozzers, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), la Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (UNASIF), diez técnicos de operaciones y tres técnicos de extinción. Sigue también trabajando el Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga (20), junto a Bomberos de Málaga (13), Benalmádena (5), Torremolinos (2), Marbella (6), Mijas (3) y Fuengirola (4) y se ha unido al operativo la Unidad Militar de Emergencias (UME) que esta noche ha completado su despliegue con un total de 260 efectivos.

Preocupación en los pueblos amenazados

Los alcaldes de dos de los municipios afectados, Miguel Ángel Herrera (Genalguacil) y Alberto Benítez (Jubrique) han trasladado esa tristeza e impotencia. "Es una catástrofe medioambiental, natural, emocional y humana", dijo Herrera, quien llevaba días pidiendo la activación de la UME y advirtiendo "de la llegada del fuego" a su pueblo.

Para Benítez, la situación es "bastante grave, el incendio estaba a 300 metros de la localidad", añadiendo que gracias a que se ha podido realizar un cortafuegos "parece que ha parado el avance, al menos y de momento, hacia el municipio".

En Ronda, mientras tanto, se ha puesto en marcha un amplio dispositivo en el polideportivo del barrio de San Francisco para recibir a los vecinos desplazados de los seis municipios del Valle del Genal desalojados durante la jornada. Se les ofrece agua, alimentos y cobijo dadas las circunstancias de unas personas que han tenido que abandonar sus viviendas por la viveza del fuego.

Los usuarios de la residencia de mayores de Faraján han sido posteriormente trasladados a geriátricos de Ronda y al Hospital de la Serranía. Además del polideportivo del barrio de San Francisco, también se han habilitado otras instalaciones municipales para acoger a los desplazados como el polideportivo El Fuerte, el Centro Cívico del Barrio de San Francisco, con capacidad para unas 1.200 personas.

En este sentido, desde la Diputación malagueña se ha contactado con los usuarios de ayuda a domicilio y mayores desalojados por el fuego para cualquier eventualidad o necesidad, recordando la disponibilidad del teléfono contra la soledad (900 923 092).