Un agente de la Policía Local de Torremolinos salvó la vida de una turista holandesa el pasado domingo, hechos que tuvieron lugar en un chiringuito de la playa de La Carihuela.

El policía, que se encontraba en esos momentos fuera de servicio, practicó la reanimación gracias a un desfibrilador del establecimiento a la mujer, de avanzada edad, tras sufrir ésta un infarto en la zona de las tumbonas.

El agente, según informó la Policía Local, se encontraba acompañado de su pareja, sanitaria, y con la colaboración de las personas que se encontraban en el lugar, pudieron estabilizar a la víctima.

Así, el concejal de Seguridad, Antonio Ruiz, puso en valor esta actuación, «que demuestra el compromiso y la solidaridad de nuestros agentes en todo momento, dentro y fuera de su puesto de trabajo, siempre contribuyendo a la seguridad de vecinos y turistas».