La plaza de toros de Benalmádena, cerrada por su mal estado desde 2011, apunta a recuperar su actividad. Eso sí, el Ayuntamiento de Benalmádena busca otros usos para el coso taurino, que se definirán en un concurso de ideas para el que se están elaborando los pliegos de condiciones administrativos y técnicos.

Aunque el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, no ha querido entrar en concretar el futuro de la plaza de toros, este espacio parece que va camino de acoger actividades distintas a los festejos taurinos. Hay que recordar que hay unos meses se derribaron los corrales, lo que hace imposible la celebración de estos festejos.

Navas ha detallado que actualmente se están elaborando los pliegos administrativos y técnicos para el concurso de ideas "para sacarlo a licitación en unos meses, y abrirlo a la participación de estudios de arquitectura y empresas especializadas". Asimismo, ha señalado que se convocará para rehabilitar la plaza con un nuevo uso, lo que descartaría la vuelta de los toros al municipio al no disponer actualmente de la infraestructura mínima -corrales- y a expensas de las propuestas de uso del concurso.

"También hemos comprobado cómo se va a rematar las partes anexas a la plaza de toros, espacio que queremos rehabilitar con un nuevo uso, motivo por el cual convocaremos en breve un concurso de ideas", ha insistido el alcalde.

Hay que recordar que la plaza de toros de Benalmádena está cerrada desde 2011, cuando el Ayuntamiento de Benalmádena recuperó la concesión después de que se emitiera un informe sobre el mal estado de sus instalaciones, en especial las bocanas de salida de los espectadores, lo que incumplía la normativa de seguridad. Desde entonces estas instalaciones han estado cerradas y sin uso, con el lógico deterioro de 10 años sin conservación, culminando con el derribo de los corrales este año.

Nuevo acceso al polideportivo

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas; y el concejal de Vías y Obras, Joaquín Villazón, han visitado este viernes las obras de ampliación y mejora del Camino de la Fuentezuela, que en las próximas semanas afrontarán su recta final. "Estas obras tienen una inversión cercana a los 300.000 euros, y de la que ya empezamos a ver su resultado final: van a aportar una entrada amplia y digna al polideportivo de Benalmádena Pueblo, una mejora necesaria por la gran cantidad de usuarios que tiene la instalación", ha explicado el alcalde.

Navas ha recordado que previamente la vía "apenas era un antiguo camino vecinal, que obligaba además a realizar la circunvalación por el Cementerio de Benalmádena Pueblo, con la pérdida de tiempo y operatividad que ello supone".

Asimismo, ha explicado que "ahora hemos logrado una entrada y salida propia hacia los aparcamientos del polideportivo, además de dar servicio al cementerio a través de otra vía secundaria que se adecentará, además de incorporar alumbrado público y acerado", ha detallado.

En relación con el tratamiento que se está realizando en el entorno, tanto en el acerado como en el muro de piedra anexo, se incorporarán zonas ajardinadas, con la plantación de algunos árboles que aportarán sombra.

El alcalde ha estimado que el nuevo acceso al polideportivo de Benalmádena Pueblo podría estar habilitado ya para su uso en un plazo de unas cuatro semanas. "La ejecución de las obras se ha prolongado más de lo previsto porque nos hemos encontrado algún problema durante el desarrollo de los trabajos, como fue la caída de un muro anexo, que obligó a paralizarlos varias semanas hasta que pudimos estabilizar los terrenos", ha concluido.