La ciudad de Estepona, uno de los ocho municipios afectados por el incendio declarado el pasado 8 de septiembre en Sierra Bermeja, ha distinguido con la Medalla de Oro al Mérito Policial a título póstumo al bombero almeriense fallecido durante las labores de extinción, Carlos Martínez Haro.

En un acto institucional este miércoles en el municipio, el padre del bombero que perdió la vida tratando de sofocar un fuego que arrasó casi 10.000 hectáreas de monte, ha recogido la condecoración de manos del alcalde de la localidad, José María García Urbano.

Con la Medalla de Oro al Mérito Policial “Estepona quiere mostrar su respeto y profundo agradecimiento hacia este bombero forestal por su entrega y servicio público”, ha destacado el alcalde en un comunicado remitido desde el consistorio, donde ha asegurado que esta ciudad “siempre le recordará”.

Durante el acto, celebrado en el marco del Día de la Policía Local, se ha condecorado con la Medalla al Mérito Policial con distintivo blanco a los efectivos del Infoca “por su enorme esfuerzo y por aplicar toda su experiencia y conocimientos impidiendo que este desastre natural causara daños mayores en los municipios afectados”, reza el referido comunicado.

Con esta misma distinción se ha reconocido también a la Unidad Militar de Emergencias (UME), de la que se ha valorado “su indispensable apoyo y su capacidad para coordinar”, y al Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga por “salvaguardar la integridad y las propiedades de los vecinos afectados”.

Junto a los anteriores, han sido condecorados con este galardón el Jefe de la Guardia Civil de Marbella, el capitán Alonso Gómez Ocón; el comisario del Cuerpo de Policía Nacional Antonio Haro y el oficial Luis Manuel Gómez; y los agentes de la Policía Local José María Guerrero, Natividad Paz, Jesús Adrián Lanzat, Francisco Javier Vera y Roberto Doña.

El regidor ha mostrado su reconocimiento a todos los condecorados y ha declarado que con este acto se ha querido reconocer a quienes “contribuyen con su servicio y entrega a una sociedad mejor” y de forma especial, a todos los cuerpos de seguridad y profesionales que trabajaron para lograr su extinción.

García Urbano ha agradecido “su entrega y esfuerzo para controlar las llamas” y ha subrayado que fueron “un ejemplo de colaboración, dedicación y pericia digno de reconocimiento y elogio”.