La Policía Nacional y la Policía francesa, bajo la coordinación de Eurojust, han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes y han detenido a dos de sus miembros como presuntos responsables de siete delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y uno de ellos, además, por un delito de homicidio. Los arrestados, asentados en Málaga, introducían la droga en el país galo procedente de otras partes de Europa. En el operativo desarrollado en diversas localidades de ambos países, se han intervenido estupefacientes, armas de fuego y dinero en efectivo.

En Francia, los agentes localizaron varios pisos donde se estaría llevando a cabo la distribución y venta de la droga. En el país vecino se realizaron varios registros procediéndose a la intervención de cinco kilogramos de cocaína, 400 gramos de heroína, 400 gramos de hachís, una pistola del calibre 7,65 mm y 100.000 euros.

El líder de la organización estaba asentado en Marbella, donde residía en una villa de lujo. Para evitar su localización, cambió hasta en dos ocasiones de domicilio, eligiendo viviendas en localidades próximas de Torremolinos y Fuengirola. Desde su casa dirigía la red y el suministro del estupefaciente, valiéndose de dos personas de confianza que hacían funciones de escolta. La investigación se centró tanto en la costa malagueña como en la ciudad de Ceuta, donde los investigados habrían permanecido escondidos.

Bajo el control de la oficina nacional de Sirene se ha coordinado este operativo a través del Sistema de Información Schengen, que facilita el intercambio de información entre las distintas policías nacionales de los Estados miembros. Los pasados días 24 y 25 de septiembre, la Fiscalía de Cooperación Internacional y el Juzgado de Instrucción 4 de Torremolinos autorizaron, finalmente, la explotación operativa en la provincia de Málaga y Ceuta, en la que resultaron arrestados el líder de la organización y uno de sus escoltas, como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas. Además, uno de ellos también resultó detenido como presunto responsable de un delito de homicidio, concretamente, como presunto responsable de la muerte de un hombre en Perpignan (Francia) por un ajuste de cuentas en una transacción de droga. Este último portaba documentación falsa en el momento de su arresto para evitar ser localizado. Los arrestados fueron trasladados a Madrid y puestos a disposición del Juzgado Central de Instrucción Número 2 de la Audiencia Nacional, quien decretó el ingreso en prisión de ambos.