El Ayuntamiento de Torremolinos ha abierto un expediente sancionador al hotel Meliá Costa del Sol por exceso de ruido de la maquinaria industrial del aire acondicionado que refrigera este emblemático hotel, de 540 habitaciones, que ha sido reformado recientemente con una inversión de 20 millones de euros.

Vecinos de un edificio contiguo al hotel han denunciado a La Opinión de Málaga que vienen padeciendo los ruidos, las 24 horas del día, los siete días de la semana, sin que las quejas ante la dirección del hotel hayan dado sus frutos.

Por eso, el pasado 4 de junio, los vecinos decidieron poner una denuncia ante el Ayuntamiento de Torremolinos. "Hemos ido una y otra vez al hotel a presentar nuestras quejas pero no nos hacen caso", explica Rodrigo Rico, uno de los vecinos de la calle Sierra de Cazorla que se quejan de los ruidos de la maquinaria del hotel.

El pasado mes de septiembre agentes de la Patrulla Verde de la Policía Local del Ayuntamiento de Torremolinos efectuaron varias mediciones del nivel de ruido de la maquinaria del hotel y, según un informe de la Concejalía de Medio Ambiente, "supera al menos en 3 decibelios el máximo admisible (55+5 decibelios)". El informe añade que "teniendo en cuenta que el nivel de inmisión puede mantenerse en horario nocturno, la actividad en este caso superaría en 13 decibelios el máximo admisible, circunstancia del todo inadmisible".

A la vista de las mediciones de la Policía Local, la Concejalía de Medio Ambiente que dirige el edil Antonio Ruiz Jaime ha abierto expediente sancionador por infracción leve (superar al menos en 3 decibelios el máximo admisible) y ha ordenado al hotel Meliá a que en el plazo de un mes presente las medidas correctoras, "teniendo en cuenta que el nivel de inmisión no puede superar los 45+5 decibelios en periodo nocturno".

Imagen de la maquinaria que excede de los decibelios permitidos. L.O.