El Ayuntamiento de Torremolinos ha iniciado las obras del nuevo ascensor panorámico que conectará el Parque de la Batería con la avenida Carlota Alessandri.

El elevador tendrá una capacidad para doce personas, y un recorrido máximo de 33 metros con cuatro paradas en las que se incluyen dos de seguridad técnica. La infraestructura se completa con una torre ascensor que conectara la avenida Carlota Alessandri y contará con un cerramiento frontal y una pasarela acondicionada para el paso peatonal desde dicha vía hasta el parque.

La finalización de obras está prevista para dentro de ocho meses, por lo que el nuevo ascensor estará en funcionamiento el próximo verano.

"El objetivo es favorecer el tránsito de vecinos y turistas entre uno de nuestros pulmones verdes y la zona litoral, que hasta ahora están distanciados por barreras arquitectónicas que impiden un tránsito normal", según ha dicho el alcalde de Torremolinos, José Ortiz.

El regidor ha explicado que el proyecto forma parte de la regeneración de la zona de Montemar, mediante la conexión del litoral con espacios como el centro urbano o el Parque de la Batería. "Esta nueva infraestructura tiene como objetivo salvar barreras arquitectónicas y dinamizar un espacio con enorme potencial, que seguro se transformará en oportunidades y empleo", ha manifestado el alcalde.

José Ortiz ha explicado que primero quitaron los bolardos que impedían el aparcamiento y obligaba a los vecinos y turistas que visitaban la zona de Montemar a utilizar los parkings de pago para dejar el coche. "Ahora, con espacios abiertos y facilidad de estacionamiento, vamos a favorecer la creación de nuevos negocios, conectar dos espacios hasta ahora distanciados y permitir que quien venga a nuestra playa no tenga tantos problemas para visitar otros puntos de la ciudad que estaban muy lejanos", ha dicho Ortiz.

La concejala de Infraestructuras, Maribel Baeza, ha destacado que esta obra va a mejorar la accesibilidad del sur de la ciudad y favorecer un modelo de ciudad basado en la sostenibilidad, con la creación de espacios peatonales y la ruptura de las barreras entre un punto de Torremolinos y otro.

El proyecto del ascensor panorámico está enmarcado dentro de los planes EDUSI Avante Torremolinos, impulsado por el Ayuntamiento. Cuenta con una cofinanciación del 80 por ciento por parte de la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) por el Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020 que se traduce en unos 700.000 euros y lo sitúa como el primer proyecto de esta envergadura que tramita la Delegación de Infraestructuras.