La empresa pública de aguas de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol, Acosol, ha hecho un llamamiento para suspender el riego de jardines y zonas verdes tanto públicas como privadas, así como el baldeo de las calles y cualquier otro uso del agua que no sea el consumo humano hasta que se termine de reparar la tubería de distribución del agua en alta que reventó de manera fortuita el pasado domingo.

Como ya publicó La Opinión, Acosol informó el pasado domingo de la rotura fortuita de la antigua tubería que distribuye el agua a los municipios de la Costa del Sol, concretamente, a su paso por la zona de Polarsol (Mijas).

Debido a la magnitud de la rotura, siguen siendo necesarios los cortes intermitentes y las restricciones en la distribución del agua a los distintos municipios por lo que el suministro seguirá viéndose afectado en Las Lagunas de Mijas, algunas urbanizaciones contiguas a la zona, y en el término municipal de Fuengirola.

Los horarios de cortes y restricciones podrán variar en función de la evolución de los consumos y los recursos disponibles.

Los equipos operativos y técnicos de Acosol llevan realizando los trabajos de reparación desde el pasado domingo, para intentar dar solución al problema en el menor tiempo posible, aunque en cualquier caso se prevé que los trabajos se extiendan varios días ya que avanzan acorde a la complejidad de las mismas.

Mientras tanto se ruega a los usuarios y comunidades de vecinos que anulen el riego de jardines, públicos y privados, el baldeo de calles y demás usos distintos del consumo humano para preservar el agua hasta la restitución completa del servicio.