El pleno del Ayuntamiento de Benalmádena ha aprobado por unanimidad una moción del equipo de gobierno para declarar Benalmadense del año 2021 al doctor Yusuf Hamied y al conjunto de la comunidad educativa del municipio.

A través de este premio, el Pleno distingue anualmente a aquellas personas que han destacado por su actividad, su ejemplo cívico o su aportación a la colectividad, según ha recordado el concejal de Cultura y Educación, Pablo Centella.

"En esta ocasión creemos que este reconocimiento debe recaer en el doctor Yusuf Hamied por su vínculo y su implicación solidaria con el Centro de Cuidados Paliativos de la Fundación Cudeca, y en el conjunto de la comunidad educativa por su comportamiento durante los momentos más difíciles de la pandemia del Covid-19", ha explicado Centella.

Yusuf Hamied es reconocido internacionalmente como empresario de la compañía farmacéutica CIPLA y por su defensa de los medicamentos genéricos, especialmente en los países menos desarrollados. Además, colabora en muchos proyectos solidarios y culturales, entre los que destaca el Centro de Cuidados Paliativos CIPLA en Pune, India, que comparte con Cudeca la necesidad del cuidado integral al final de la vida y ofrece también formación especializada a los profesionales.

Gracias a su donación, Cudeca va a financiar la construcción del Centro Yusuf Hamied, de Estudios e Investigación en Cuidados Paliativos, una instalación con la que Benalmádena se consolida como lugar de referencia internacional en el ámbito de los cuidados paliativos, cuya primera piedra se puso en 2018.

Por otro lado, "el sistema educativo tuvo que reinventarse a marchas forzadas para que el impacto ocasionado por la pandemia en las nuevas generaciones y su nivel formativo fuera el menor posible", ha explicado Centella.

Primero tuvo que adaptarse “al confinamiento utilizando los sistemas telemáticos disponibles para acabar el curso escolar prestando especial atención a quienes no disponían de medios", ha dicho el concejal.

Posteriormente, en septiembre de 2020, se retomaron las clases presenciales con muchas dudas y temores, aplicando una gran cantidad de medidas de prevención que puso a prueba al conjunto de la comunidad educativa.

"Transcurridos los días, los equipos directivos y el profesorado han mostrado una dedicación y esfuerzo añadido encomiable, el personal no docente se ha multiplicado para atender las nuevas demandas, las madres y padres se han adaptado de una manera decidida a los ritmos que la situación demandaba y, por último, los estudiantes, desde los más pequeños a los adolescentes han dado una prueba de madurez y adaptación que ha sorprendido a propios y extraño", por lo que son merecedores de este reconocimiento, según el concejal de Educación.