La Policía Nacional ha desarticulado un grupo de narcos asentado en la provincia de Málaga dedicada al tráfico de hachís y marihuana. La investigación ha culminado con la detención de dos de sus miembros como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. La operación Monterey surgió a raíz de la intervención en Francia de un tráiler con 845 kilogramos de hachís que ha permitido desarrollar en las localidades malagueñas de Marbella y Mijas tres registros en los que se han intervenido 35,7 kilos de marihuana, 62.690 euros, un yate, 9 relojes de lujo, 33 móviles, dos vehículos, 4 inhibidores de frecuencia, dos máquinas contadoras de dinero y documentación falsa.

La investigación arrancó el pasado mes de mayo, cuando agentes de la Udyco-Costa del Sol, en un dispositivo conjunto con la Oficina Antiestupefacientes de la Policía Francesa (OFAST) lograron interceptar en Francia un tráiler cargado con 845 kilogramos de hachís y detener a su conductor. A partir de ese momento, en Málaga se inició otra fase sobre este grupo criminal dedicado al tráfico internacional de drogas, principalmente hachís y marihuana. Durante la misma se pudo confirmar la presencia de dos miembros de la organización, el líder y su mano contable, afincados en Marbella y Mijas, respectivamente. Según las pesquisas, el cabecilla habría alquilado una vivienda utilizando documentación francesa falsa y la quería utilizar como almacén provisional de la droga.

Esta operación ha sido desarrollada en dos fases llevadas a cabo los 4 y 8 de noviembre, días en los que fueron detenidos estas dos personas. Durante el dispositivo se practicaron tres registros domiciliarios (dos en Marbella y uno en Mijas) en los que se intervinieron 35,7 kilogramos de marihuana, 62.690 euros, un yate, 9 relojes de lujo, 33 teléfonos móviles, 4 ordenadores, dos vehículos, 4 inhibidores de frecuencia, 2 máquinas contadoras de dinero y documentación falsa. De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción Número 4 de Málaga que decretó el ingreso en prisión de los arrestados.