Mijas, así como su nuevo festival, Cala Mijas, lograban convertirse en tendencia en apenas unos minutos. El gigante Last Tour International, creadores del Bilbao BBK Live o Azkena Rock Festival, anunciaba un nuevo macroevento en la Costa del Sol, previsto durante el primer fin de semana del mes de septiembre de 2022. Con bandas internacionales del calibre de Arctic Monkeys o Kraftwerk, el avance del cartel fue noticia de inmediato. El joven alcalde del tercer municipio con más habitantes de la provincia, el socialista Josele González, aclara en su primera entrevista sobre Cala Mijas cómo se gestó un festival en el que también estarán Blossoms, Chet Faker, El Columpio Asesino, Hnos Munoz, Hot Chip, Love of Lesbian, Nathy Peluso, Rusowsky, Sen Senra o Uniforms.

¿Han podido digerir ya todo lo que ha pasado desde que daban a conocer Cala Mijas?

Estamos muy sorprendidos de la magnífica respuesta que hemos recibido, no sólo desde todos los rincones de España, sino que también hemos puesto al municipio en el mapa para multitud de potenciales turistas foráneos que cada año planifican sus vacaciones en función de estos festivales. Cala Mijas es un proyecto muy estudiado y trabajado y ha llegado para quedarse, puesto que nosotros hemos firmado ya cinco ediciones del festival. Es una apuesta a largo plazo que está por encima de cambios políticos.

¿Dónde situamos su origen?

Cuando llegamos a la alcaldía, una de las primeras apuestas fue que Mijas tenía que entrar en ese circuito de festivales. Fue uno de los objetivos que anuncié nada más tomar posesión. Era un compromiso electoral, con los mijeños, el poder atraer un evento de primer nivel, haciéndolo realidad junto a los mejores. No es una casualidad, por lo tanto, que la promotora de Cala Mijas sea Last Tour International.

Nace justo después de la peor pandemia en un siglo.

La primera edición estaba prevista para 2021. Pero consideramos que va a arrancar este festival en el mejor emplazamiento y en el mejor momento. Porque la ciudadanía, después de haber sufrido este periodo tan complicado, lo que nos está reclamando es tener la oportunidad de albergar grandes eventos culturales, de ocio, que dinamicen el turismo y la economía local. Como mínimo vamos a albergar a 50.000 personas y eso va a revolucionar sin duda alguna el comercio, la hostelería, los hoteles, todo el segmento turístico del municipio y en temporada media.

La fecha escogida no es tampoco casual. Evitan las fechas del resto de macrofestivales de esta provincia.

Este evento nace con muchísimas honestidad y humildad. Nosotros no queremos competir en este momento con nadie. Viene a sumarse a los grandes eventos de la provincia, como Starlite, Marenostrum o Weekend Beach. Todos ellos van a complementarnos perfectamente. Tener esa oferta, a modo de cierre del verano, los días 1, 2 y 3 de septiembre, encaja con lo que siempre fomentamos, la opción de desestacionalizar la temporada turística. Sabemos que la música mueve fronteras y se ha visto con la repercusión mundial que ya ha tenido el festival y que tengo que reconocer que ha superado todas nuestras expectativas.

Cala Mijas llega, además, tras un año de esfuerzo redoblado.

Hemos hecho una apuesta en el último año muy coherente para preservar la economía local, ayudando a nuestros autónomos y en este capítulo siendo el primero de los ayuntamientos en hacerlo. Se distribuyeron 12 millones de euros entre más de 3.500 familias en el municipio. Y hemos añadido un nuevo plan este año, porque sabemos que en muchos municipios hay infinidad de negocios que han tenido que echar el cierre por retrasos en las ayudas.