El PP ultima una moción de censura para hacerse con la alcaldía de Torremolinos y desbancar al alcalde socialista José Ortiz, según explicaron a La Opinión de Málaga fuentes cercanas a la operación. Los populares habrían elegido una fecha tan simbólica como la del 2 de diciembre, la de los comicios que trajeron la alternancia política a Andalucía, para anunciar este golpe de timón  que convertiría en regidora a Margarita del Cid

El reparto del poder en el Ayuntamiento de Torremolinos estaba cogido con alfileres e incluso se había posado sobre la situación del Consistorio la lupa del Pacto Antitransfuguismo. El apoyo a Ortiz de Lucía Cuín, quien se salió de Vox e ingreso en el Gobierno de los socialistas, fue determinante tras unas elecciones municipales en la que la candidatura del PP encabezada por Margarita del Cid fue la más votada.

Los populares obtuvieron 9 concejales frente a los ocho del PSOE, que se apoyó en Cuín, los tres concejales de Adelante y la concejala de por Mi Pueblo Avelina González para gobernar. Además, también se unió a la alianza después el que fuera candidato de Cs y posteriormente edil no adscrito, Nicolás de Miguel. Para acceder al poder, el PP necesita ahora el apoyo de cuatro concejales, que procederían de Por mi Pueblo, Cs, Vox y un edil no adscrito, el mencionado Nicolás de Miguel.   

De momento, Vox ya ha anunciado su intención de secundar la moción a condición de que el nuevo equipo de gobierno reduzca el gasto municipal en el sueldo de asesores y concejales, una medida que supondría un ahorro de casi medio millón de euros, afirman en una nota en la que también piden la bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), de la tasa de basuras y otras tasas e impuestos de titularidad municipal.