El Ayuntamiento de Fuengirola está mejorando la accesibilidad de las playas con la instalación de tarimas y plataformas de hormigón en las zonas de acceso, en el tramo comprendido entre la playa San Francisco y Torreblanca.

"Con este material mejoramos la accesibilidad de los accesos a la playa y evitamos que los usuarios puedan clavarse una astilla o resbalarse al estar en contacto con el agua", según explica el concejal de Playas, Javier Hidalgo.

En total, se van a instalar 1.945 unidades de tarimas de hormigón, de 1.50 metros x 1 metro; 45 unidades de 1,80 metros x 1 metro; y 92 plataformas de duchas de 2,10 metros x 1,5 metros.

Los trabajos han sido adjudicados a la empresa Prefabricados López y Mochón S.L. por una cantidad de 496.100 euros, IVA incluido y un plazo de instalación de 16 días naturales.

El Consistorio comenzó a reemplazar el año pasado las plataformas y pasillos de madera por otras de hormigón en el tramo que va desde el chiringuito El Galgo hasta la playa del Castillo, una actuación que se completa ahora en el resto del litoral.

"Queremos que nuestras playas tengan los mejores servicios y sean lo más cómodas posibles. Para ello, estamos continuamente realizando mejoras y continuamos planificando la próxima temporada", ha señalado Hidalgo.