La portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Torremolinos, Maribel Tocón, ha informado de que el Consistorio ha recibido un escrito del partido Por Mi Pueblo (PMP) en el que solicita la expulsión de la concejala Avelina González de su grupo municipal, por lo que pasaría a ser concejala no adscrita. Este hecho, afirma Tocón "le impediría formar parte de cualquier futuro gobierno municipal, según la última sentencia emitida por el Tribunal Supremo", como ya le ocurrió al exedil de Ciudadanos, Nicolás de Miguel, que tuvo que abandonar el gobierno de coalición con PSOE e IU tras la sentencia el Alto Tribunal.

En este sentido, Tocón ha apelado a "la responsabilidad del concejal no adscrito Nicolás de Miguel que tiene en su mano no favorecer la ratificación de una moción de censura -prevista para el 20 de diciembre- que no solo se tambalea por los últimos acontecimientos, sino que pone en peligro el avance y desarrollo de políticas encaminadas a la consecución de derechos y el pago de una descomunal deuda que ahora volvería a estar en manos de los mismos que la crearon e hipotecaron a esta ciudad".

"Como mujer no puedo dejar de preguntarle a Nicolás de Miguel si cree que es rentable, que a cambio de un gobierno, se puedan dar pasos atrás. Y si va a dar legitimidad a quienes en nuestro propio pleno municipal han dicho que la violencia no tiene género, refiriéndose a la machista, o que los gays hagan lo que hagan da igual, pero en su casa", ha dicho Tocón quien ha asegurado que se tiene que dirigir a través de los medios de comunicación a Nicolás de Miguel "porque desde el día en el que registraron la moción de censura ha estado permanentemente escoltado por la concejala Avelina González".

"Es importante que digamos lo que está en juego con esta moción de censura exprés. Van a volver quienes dejaron 197 millones de deuda que ha supuesto un pozo enorme para la economía municipal, pero ahora con la diferencia de que van a estar condicionados por la extrema derecha", ha recordado Tocón quien ha manifestado que "este gobierno no solo ha luchado contra la herencia envenenada que nos dejó el Partido Popular de Margarita del Cid, sino que también contra una pandemia mundial que ha obligado a que destinemos todos nuestros recursos a los servicios sociales con el objetivo de que nadie se quedase atrás".

"Apoyos de una moción de censura consolidados en un despacho mientras que este gobierno ofrecía a la oposición pactos para unir fuerzas y sacar adelante a una ciudad que ya suficiente había sufrido con la deuda que ellos mismos dejaron. Pero prefirieron aprovechar la situación para convocar una moción de censura que por contar, cuenta con un concejal al que la propia Margarita del Cid calificó como tránsfuga y al que aseguró que había denunciado", ha dicho la portavoz, Maribel Tocón.

"A Margarita del Cid no solo le da igual lo que ha dicho en el pasado sobre los que ahora le apoyan, sino que deja claro que solo se es tránsfuga si no les sirve para conseguir un gobierno que tiene muchos intereses personales en juego. Una doble moral que le permite decir sin tapujos que alguien es ilegítimo cuando está en frente, pero para les vote para investirse como alcaldesa de salón no solo no los machaca, sino que los arropa y escolta", ha manifestado Tocón.

"Este gobierno municipal al que hoy represento, y del que Nicolás de Miguel formó parte, se ha nutrido de forma muy positiva de sus propuestas e ideología progresista que defendía. De Miguel ha arrimado el hombro para contribuir a una gestión de la que podemos sacar pecho por haber normalizado el funcionamiento democrático del Ayuntamiento, haber reducido a la mitad la mastodóntica deuda generada por el PP, conseguir cifras turísticas que baten todos los récords históricos, y convertir a Torremolinos como referente en políticas de igualdad y diversidad, consecución de derechos y ejemplo para muchas ciudades y personas que nos veían como refugio al que acudir para poder vivir en paz", ha enumerado Tocón.

"Todo esto está en peligro, y Nicolás tiene en su mano no favorecer el caos en el que estará inmerso esta ciudad al día siguiente en el que se vote a favor de una moción de censura que estará apoyada por dos no adscritos, que antes era algo imposible de asumir por los propios beneficiarios de la misma, por la extrema derecha y por Ciudadanos que hasta hace tres meses estaba tan convencido del funcionamiento de este gobierno que hasta apoyó los presupuestos municipales".

"Una moción de censura exprés, una expulsión de una concejala por parte de un partido que no le convencían las formas que se habían llevado a cabo para construir esta moción de censura y una extrema derecha que sin duda condicionará el tablero en el que se disputarán los intereses personales a partir del día 20, si Nicolás de Miguel no lo remedia, que es en lo que se convertirá nuestro querido Torremolinos", ha concluido la portavoz del gobierno local, Maribel Tocón.

Respuesta del PP

El PP de Torremolinos ha pedido al equipo de gobierno municipal "que deje de retorcer las instituciones en su beneficio propio" y ha calificado la rueda de prensa de la portavoz municipal, Maribel Tocón, de "sonrojante, plagada de falsedades y, en cualquier caso, tendría que haberse hecho desde la sede del PSOE o desde la de Podemos, no desde una institución que representa a todos los torremolinenses".

La formación popular aclara que desde que registró la moción de censura junto a Ciudadanos, el concejal Nicolás de Miguel, Por Mi Pueblo y VOX, el compromiso de estas formaciones "fue abordar esta transición desde la normalidad democrática", aspecto que fue trasladado por la candidata a la Alcaldía Margarita del Cid en un encuentro con el actual alcalde, José Ortiz.

En ese encuentro, afirma el PP, "Ortiz se comprometió a dejar de lado las acusaciones personales, más allá de la contienda política, compromiso incumplido tras la rueda de prensa ofrecida hoy por su portavoz, en las que ha vertido graves acusaciones contra varios de los concejales de la corporación, algunas de las cuales ya está siendo estudiadas por los servicios jurídicos del Partido Popular de Málaga por las consecuencias que pudieran tener".

El Partido Popular de Torremolinos considera que la ciudad "merece mucho más por parte de unos representantes públicos que deberían gobernar para todos los ciudadanos, y no sólo para mantenerse en el sillón, que es lo que parece que han hecho desde el pasado 2 de diciembre, con decisiones que rayan en la ilegalidad y que son completamente inmorales en un proceso de transición como el que está viviendo este ayuntamiento".

No obstante, el PP subraya su compromiso "con un cambio necesario" en Torremolinos "que deje atrás la mezquindad, el uso partidista de las instituciones para insultar y mentir, el dinero de los torremolinenses para mantener a personas sin oficio ni beneficio en vez de proteger a los trabajadores municipales y crear empleo y riqueza en la ciudad; y cambiar todo ello por la prosperidad, la igualdad de derechos real y efectiva y, en definitiva, impulsar un proyecto político con el que Torremolinos vuelva a mirar al futuro con optimismo".