El concejal de Eventos y Tradiciones de Torremolinos, José Manuel Ruiz, ha informado este miércoles de que, debido a la situación sanitaria por el avance de la COVID-19, se ha planteado a sus Majestades los Reyes Magos que, en vez de celebrar la tradicional cabalgata, amplíen su estancia en la ciudad y atiendan a los más pequeños desde las principales plazas, en horario de mañana y tarde. Esta medida se suma a la decisión del municipio de no celebrar fiesta de Nochevieja este 31 de diciembre para evitar aglomeraciones.

De esta forma, ha precisado Ruiz, el día 5 de enero, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas; Melchor estará en la plaza Costa del Sol, Gaspar en la plaza de Andalucía y Baltasar en la plaza Pablo Ruiz Picasso.

"Estarán acompañados de una carpa con decoración navideña y con animación, y se controlará el aforo y la distancia de seguridad para que todos los pequeños puedan acercarse a los Reyes Magos sin mayor inconveniente", ha explicado el responsable municipal de Eventos.

Asimismo, los pequeños que se acerquen a las carpas recibirán caramelos y peluches y podrán conversar con los Reyes Magos para trasladarles sus peticiones de cara al 6 de enero.

Te puede interesar:

Antes, los niños de Torremolinos podrán depositar sus cartas en dos buzones reales que se ubicarán a partir de este jueves, 30 de diciembre, en la plaza Blas Infante, junto al Ayuntamiento, y en la plaza Costa del Sol.

"A pesar de que nos hacía mucha ilusión que se pudiera celebrar la cabalgata, gracias a la generosidad de los Reyes Magos los niños podrán disfrutar de ellos durante todo el día 5", ha valorado Ruiz, que ha animado también "a los no tan pequeños a acudir a las carpas, donde habrá un gran ambiente festivo y navideño".