El concejal de Eventos y Tradiciones de Torremolinos, José Manuel Ruiz, ha ofrecido un balance sobre las actividades navideñas desarrolladas en el municipio durante estas fechas y que concluyen este domingo, último día del mercadillo navideño ubicado en avenida Palma de Mallorca, destacando los cerca de 4.000 niños que visitaron las tres carpas de los Reyes Magos después de haber llenado de cartas los dos Buzones Reales ubicados en la ciudad.

"Ha habido una excelente acogida por parte de los torremolinenses y de todas las personas que nos han visitado", ha valorado el edil, que también ha celebrado que tanto por parte de colectivos de autismo como de personas con discapacidad "se ha valorado la atención recibida en las carpas y la colaboración de los efectivos de Protección Civil y del personal municipal".

"Suspender la cabalgata fue una decisión difícil, pero queríamos evitar aglomeraciones, y el cambio de formato ha permitido que los Reyes estuvieran con los más pequeños toda la jornada del día 5, donde se repartieron más de 5.000 peluches", ha celebrado el concejal responsable de Tradiciones.

En este sentido, ha recordado que a 20 de diciembre, fecha en la que se produjo el cambio de gobierno municipal, "aún no había nada contratado, por lo que el cambio de planes no supuso ningún trastorno; hasta el punto de que el ahorro producido supera los 66.000 euros", ha precisado.

Asimismo, junto a la decisión del cambio de formato para festejar la llegada de los Reyes Magos, se decidió ampliar el Parque de la Navidad hasta el 4 de enero y el mercadillo navideño en la avenida Palma de Mallorca hasta este domingo; "decisión que ha sido muy celebrada por los vecinos y los propios comerciantes, que han podido aprovechar también estos últimos días festivos".

"Lo que se vivió el día 5 fue muy especial. Al estar las tres carpas repartidas por diferentes plazas de la ciudad, se creó un circuito que produjo que hubiera mucho ambiente en el centro desde las 11.00 hasta pasadas las 21.00 horas", ha explicado Ruiz, que ha agradecido la implicación de todo el personal y efectivos que colaboraron con la recepción de los Reyes Magos "y por supuesto a Sus Majestades, que pasaron de tener una cabalgata de tres horas a estar mañana y tarde con los más pequeños".