El Ayuntamiento de Benalmádena espera reabrir en breve las instalaciones del Palacio de Hielo que permanecen cerradas desde el sábado 5 de diciembre de 2020, después de que la anterior concesionaria decidiera abandonar la concesión alegado la inviabilidad económica del proyecto, tras las continuas restricciones horarias impuestas por las autoridades gubernamentales con motivo de la pandemia de coronavirus.

La concesionaria explicó en su día que no podía seguir adelante con la pista de patinaje y con el gimnasio de las instalaciones, ya que las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia, como el cierre de negocios a las seis de la tarde, hicieron caer en picado el número de usuarios y por tanto el de ingresos económicos necesario para mantener la actividad.

El cierre del Palacio de Hielo, el único que hay en la provincia de Málaga, fue muy criticado en las redes sociales por los usuarios que se quejaron de que la concesionaria cerró las puertas unos días después de haber girado el recibo del mes en curso.

La empresa concesionaria entró en concurso de acreedores y abandonó la concesión en febrero de 2021. El Consistorio creó entonces una mesa de trabajo, en la que estuvieron presentes todas las fuerzas políticas, con el fin de intentar encontrar una solución para mantener abiertas las instalaciones pero ninguna empresa quiso hacerse cargo del Palacio de Hielo los cuatro meses que restaban de concesión.

El equipo de gobierno anunció entonces que se ponía a trabajar en la elaboración un nuevo pliego de condiciones y convocar un nuevo concurso con el fin de reabrir cuanto antes las instalaciones y mantener a todos sus trabajadores.

El pasado mes de junio, tras barajar diversas opciones y después de numerosos informes de los servicios técnicos, el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, anunciaba la conclusión de un nuevo pliego de condiciones y la convocatoria de un nuevo concurso para la gestión del Club de Hielo, "una infraestructura rentable sin las restricciones de la pandemia, que dispone de la única pista de hielo de la provincia de Málaga, además de una piscina cubierta, un gimnasio, bar-cafetería y un aparcamiento", explicaba Navas.

Según ha podido saber La Opinión de Málaga, una única empresa se ha presentado al concurso y el Consistorio espera que termine de presentar toda la documentación requerida para culminar el proceso de adjudicación y reabrir las instalaciones cuanto antes.

"Estamos culminando el proceso de adjudicación a una nueva empresa para su gestión, a falta de la entrega de alguna documentación por parte del adjudicatario", para que el Palacio de Hielo pueda abrir de nuevo sus puertas en breve, dijo ayer el alcalde, Víctor Navas, durante una visita al pabellón cubierto de Arroyo de la Miel en el que se están terminando una serie de obras de mejora.

En concreto, el Ayuntamiento de Benalmádena culmina estos días la instalación de un nuevo suelo en el pabellón cubierto del polideportivo de Arroyo de la Miel, "que llevaba con la misma solería desde hace 25 años y ya precisaban un cambio”, ha explicado el concejal de Obras, Joaquín Villazón.

"Este cambio era muy demandado por los deportistas y usuarios de las instalaciones, supone una inversión de unos 250.000 euros, y nos ha permitido aprovechar la actuación para pintar también las paredes del pabellón, y comprar porterías y un marcador nuevo, todo lo cual aportará una nueva imagen al polideportivo”, que se espera que pueda reanudar plenamente su actividad a principios de febrero, segúb Villazón.

Esta actuación se suma a otras ya realizadas, como la renovación de la pista de atletismo e instalación de césped artificial en el campo de fútbol de este mismo polideportivo, o la renovación de la pista de fútbol en el polideportivo de Benalmádena Pueblo.

"Además este 2022 ya estamos trabajando en la licitación de la redacción del proyecto para el cerramiento de las dos pistas deportivas exteriores del polideportivo de Arroyo, para que se conviertan en un nuevo pabellón como este y permitan la práctica deportiva durante los meses de invierno, con idea de que las obras empiecen a finales de año", ha anunciado el alcalde, que ha cifrado el coste de esta actuación en unos 4 millones de euros.

El regidor ha valorado este proyecto y la renovación del césped del campo de Retamar, como “los dos proyectos estrella en materia deportiva para el presente ejercicio”. También ha lamentado que la adjudicación de los trabajos para la renovación del césped de la pista de Retamar quedase desierta en su primera convocatoria "por la situación actual motiva por la pandemia, con escasez y encarecimiento de algunos materiales de obra, aunque ya estamos trabajando para volver a sacar esta actuación a licitación en breve".

"Con todas estas actuaciones, Benalmádena vuelve a situarse de nuevo a la vanguardia en cuanto a instalaciones y prácticas deportivas", dijo el regidor.