En 2021 el Complejo Ambiental Costa del Sol recibió 333.559 toneladas de residuos sólidos urbanos (RSU) de los 11 municipios mancomunados, un 8% más que en 2020, cuando se recepcionaron 309.460 toneladas, acercándose a las cifras anteriores al comienzo de la pandemia.

Estas cifras indican un primer paso en la reactivación económica de la Costa del Sol, con la recuperación del turismo tras la grave crisis generada por la pandemia.

La tasa de residuos generada por habitante y día ha sido de 1,6 kilos, teniendo en cuenta que el Complejo Ambiental Costa del Sol atiende a 565.035 personas de los once municipios mancomunados (sin contar con la población flotante), frente a 1,5 kilos de 2020.

El municipio de Casares fue el que experimentó un mayor incremento en la recogida de RSU, con un 16% más respecto a 2020, pasando de las 4.366 toneladas a 5.065 de 2021.

El mes con un mayor índice de recogida fue, como viene siendo habitual, agosto con 38.025 toneladas, frente a agosto de 2020 cuando se alcanzaron las 34.000 toneladas; lo que supone un 12% más.

El primer trimestre del año se siguieron notando los efectos de la pandemia y la recogida de RSU experimentó un descenso del 12% respecto a 2020 cuando aún no se habían aplicado medidas restrictivas; pero a partir de abril aumentaron las toneladas de residuos mensuales. Tanto es así que en abril se produjo el mayor incremento, con más de un 23%, respecto a abril de 2020, que fue el peor de la pandemia en cuanto a confinamiento.

Para el delegado de Residuos Sólidos Urbanos de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Juan Luis Villalón, "la relajación de las restricciones, el alto índice de vacunación y la recuperación de la actividad económica y turística a mediados del año en la Costa del Sol ha devuelto cierta normalidad a la generación de residuos, lo que se ha traducido en niveles de recogida similares a periodos anteriores a la pandemia".

Marbella sigue siendo el municipio con un mayor índice de producción de residuos, con 2,13 kilos por habitante al día, seguida de Casares con 1,8 kilos por habitante y día. Por el contrario, Istán es la localidad que genera menos residuos por habitante al día con

0,8 kilos.

En cuanto a la recogida de envases ligeros, se han mantenido casi las mismas cantidades que en 2020, con un ascenso del 3%. Así a lo largo de 2021 llegaron al complejo 13.485.660 kilos, frente a los 13.102.260 del año anterior. Agosto fue el mes con un índice más alto, con 1.487.640 kilos de envases recolectados; un 6% más que en agosto de 2020.

Benahavís fue el municipio con un mayor incremento en la recogida de envases ligeros, subiendo un 23% respecto a 2020, pasando de los 111.998 kilos a los 137.646 de 2021.

El contenedor azul, de papel y cartón, recibió a lo largo de 2021 más de 9.326.051 kilos, un 7% más que en 2020 cuando se alcanzaron los 8.725.143 kilos. Los dos primeros meses del año comenzaron con bajadas respecto al año anterior, pero a partir marzo los índices subieron. El mes con mayor recogida de papel cartón en la Costa del Sol fue julio con 954.563 kilos, frente a los 846.139 kilos del mismo mes de 2020, lo que supone un 13% más.

El mayor incremento en la recogida de papel-cartón correspondió a Manilva, con una subida del 24%, pasando de los 193.864 kilos a los 239.663 de 2021.

En relación al iglú verde , en el que se depositan los envases de vidrio, en 2021 se recogieron un total de 13.363.320 kilos. Esto indica un ascenso del 19% con respecto al año anterior, cuando se obtuvieron 11.226.170 kilos. Agosto fue el mes de mayor volumen en la generación de vidrio con 1.760.040 kilos, frente a los 1.345.320 kilos, lo que supone un 31% más.

Marbella fue el municipio que registró la mayor subida en la recogida de vidrio con un incremento del 42%, con 4.165.896 kilos en 2021, frente a los 2.936.830 de 2020.

"Los buenos datos de la recogida selectiva, con subidas en todos los materiales, demuestran que la población de la Costa del Sol sigue concienciada con la separación y clasificación de los residuo", comenta Villalón.