El Juzgado de lo Penal número 6 de Málaga ha condenado al alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, por un delito electoral al pedir el voto para el PSOE el día de las elecciones municipales de 2019 a través Twitter, y le ha condenado al pago de una multa de 900 euros.

El coordinador general del PP de Málaga, José Ramón Carmona, ha pedido la dimisión de Víctor Navas. "Hizo trampas el día en el que uno debe demostrar más talante democrático y más elegancia, y eso tiene también una lectura política muy clara", ha afirmado el dirigente del PP, que considera que "aparte de la carga jurídica de la condena, existe también una carga moral que dice mucho de Navas y de su proceder".

Carmona considera que quien intenta pervertir el resultado de unas elecciones de forma ilegal no tiene legitimidad para ser el alcalde de los benalmadenses. "Otra vez el PSOE vuelve a mostrar su peor cara, como por desgracia viene siendo habitual en la Costa del Sol", ha apuntado en un comunicado.

El coordinador general del PP de Málaga añade que "el delito electoral por el que Navas ha sido condenado lo inhabilita desde el punto de vista moral, porque si hizo algo así en redes sociales para mantenerse en el sillón, qué no habrá hecho durante estos años al frente del Ayuntamiento".

Carmona que ha exigido una explicación a la dirección provincial de los socialistas ha agregado que "si bien la única salida digna de Navas es dimitir, dudo que quien hace trampas con tanta facilidad, demuestre ahora un gesto de altura democrática que desde luego no ha tenido. Los benalmadenses se merecen algo mejor, alguien como Juan Antonio Lara, ejemplo de honestidad y de gestión en favor de toda la ciudadanía", ha concluido.

Desfasada

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, ha anunciado que va a recurrir la sentencia.  Navas defiende su la inocencia y explica que recurrirá la sentencia al considerar que la Ley electoral data de 1985, y no está adaptada las circunstancias actuales ya que por ejemplo "no tiene en consideración las redes sociales porque no existían".   

Por ello, explica el regidor, resulta común que en la jornada electoral se produzcan estas situaciones. De hecho, en las recientes elecciones autonómicas de Castilla y León el propio PP pidió el voto y compartió su programa en diversos tuits durante la jornada electoral.

En cualquier caso, Navas afirma que le parece desmedida la petición de dimisión por parte del PP. "La sentencia valora una acción que no tiene ninguna relación con nuestra labor de gobierno, ni constituye un indicio de delitos como malversación o prevaricación. Si quieren pedir dimisiones, no faltan figuras en su propio partido que hayan incurrido de forma probada y con sentencias firmes, en estos delitos ha afirmado Víctor Navas .