El pleno del Ayuntamiento de Benalmádena tiene previsto aprobar en la sesión de hoy jueves la protección urbanística de Tivoli World para que cualquier uso de los terrenos del parque de atracciones se vincule a la continuidad de la actividad del icónico parque de ocio de la Costa del Sol.

«No nos negamos a que se puedan destinar parte de los terrenos a una superficie comercial o a un uso hotelero pero siempre que se mantengan abierto el parque de atracciones», afirma el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

Para ello, el Ayuntamiento va a aprobar este jueves una modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Benalmádena con el fin de proteger los terrenos. La aprobación tendrá carácter provisional y, una vez que sea aprobada se remitirá a la Junta de Andalucía para que le dé le visto bueno.

Una vez ratificada por la Junta de Andalucía, la protección de los terrenos volverá al Ayuntamiento de Benalmádena para su aprobación definitiva por el pleno del Consistorio. De esta manera, los terrenos de Tivoli World quedarán blindados frente a cualquier hipotético intento de especulación por parte de los actuales o de futuros propietarios.

No obstante, eso no quita para que en los próximos años llegue otro equipo de gobierno y modifique la protección de los terrenos, eliminando el escudo de protección urbanístico que se va a levantar sobre Tivoli, explican fuentes municipales.

Por ello, el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, pide a todos los grupos con representación en el salón de plenos del Ayuntamiento que apoyen hoy a iniciativa para evitar que nadie pueda especular en un futuro con los terrenos del parque de atracciones.

Navas va más allá y pide a la Junta de Andalucía que se comprometa con el futuro del parque y del centenar de trabajadores, pero tanto PP, como Cs y Vox ya afirmaron el miércoles pasado en el Parlamento Andaluz que la Junta no puede ayudar de manera directa a la empresa, que se encuentra en concurso de acreedores y con una deuda de más de 9 millones de euros.

El futuro del parque de atracciones de la Costa del Sol sigue en manos del grupo Tremón, que guarda silencio sobre sus intenciones y hasta ahora tan sólo ha creado una empresa dentro del conglomerado de firmas que componen el grupo inmobiliario para que gestione todo lo concerniente al parque de atracciones.

Mientras tanto, los trabajadores de Tivoli World continúan acudiendo cada día al parque para realizar labores de mantenimiento en las atracciones, con la esperanza de que algún día pueda reabrir sus puertas al público y celebrar este año su 50 aniversario en compañía de visitantes y turistas.