Un hombre de 57 años ha sido condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a veinte años y un día de prisión por asesinar a su mujer tras apuñalarla reiteradamente con un cuchillo de cocina en el domicilio familiar, ubicado en Estepona.

El procesado, natural de Worksop (Reino Unido), ha sido condenado por un delito de asesinato tras considerarse probado que asestó trece puñaladas a su mujer con la agravante de parentesco, según la sentencia del TSJA, a la que ha tenido acceso EFE.

El acusado fue condenado en primera instancia por la Audiencia Provincial de Málaga en noviembre de 2021 después de que un jurado popular lo declarara culpable por unanimidad y ahora la Sala de lo Civil y Penal del TSJA ha desestimado su recurso y ha confirmado íntegramente la resolución.

El crimen fue cometido el 9 de marzo del 2019 en el domicilio familiar después de que el acusado golpeara a su mujer en la cara tapándole la boca para asfixiarla, seguidamente la intentó estrangular y al no acabar con su vida la apuñaló seis veces en la cara delantera del tórax y siete en el costado izquierdo y espalda.

El jurado consideró probado que la relación entre ellos se había deteriorado tanto que ella le había comunicado que quería divorciarse, que aprovechó que la víctima estaba confiada en su casa para perpetrar el ataque y que no presentaba ningún trastorno que le impidiera conocer lo que hacía.

Durante el juicio el procesado reconoció el crimen pero su defensa pidió que se modificara la pena de prisión por el ingreso en un centro psiquiátrico al no recordar nada de lo ocurrido.

El jurado además de declararlo culpable por unanimidad mantuvo en su veredicto que el acusado no padecía ningún trastorno que le impidiera saber lo que hacía y que la intención del divorcio de la víctima pudo ser el posible móvil del asesinato.