El Ayuntamiento de Estepona ha aprobado en pleno de manera provisional la modificación de la ordenanza municipal reguladora del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía), que permitirá un ahorro del 35% para los ciudadanos.

El Ayuntamiento de Estepona mantiene el mismo tipo de gravamen aplicable a la base imponible para el cálculo de la cuota final, pese a que el Real Decreto 26/2021 del Gobierno central permite a los ayuntamiento aumentar el gravamen hasta el 30%.

El teniente de alcalde del área Económica, Innovación y Recursos Humanos, José María Ayala, ha explicado que van a seguir bajando impuestos y que esta nueva ordenanza municipal permitirá un ahorro para los contribuyentes de unos 3,5 millones de euros anuales en las compraventas, según las estimaciones de los técnicos municipales.

La modificación de la ordenanza mantiene la bonificación del 95% que se aplica a los herederos.

La nueva ordenanza permite que el ciudadano elija entre dos métodos de cálculo sobre la base imponible, teniendo la opción de tributar por el impuesto de plusvalía real del suelo (diferencia entre el precio de venta y de adquisición ) si ésta es inferior a la base imponible propuesta por la administración.

El responsable del área Económica ha indicado que la modificación de la ordenanza es un ejemplo más del compromiso de este equipo de gobierno con la rebaja de impuestos. "Siempre hemos tenido claro que la mala situación económica que heredamos en 2011 no podía ser solucionada a través de una mayor carga de impuestos para los ciudadanos", ha explicado José María Ayala.

En este sentido, las ordenanzas fiscales para este ejercicio mantienen la reducción acumulada del 20% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y en la tasa de basura.

A esto se suma una reducción del 3% -tanto para el IBI, como para el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y la tasa de basura- para aquellos que tengan domiciliado el pago de su recibo y lo abonen dentro del periodo de pago.

Asimismo se mantiene la eliminación de la tasa de apertura para 35 tipos de actividades económicas; la bonificación del 75% en la tasa de apertura para determinados colectivos vulnerables o las bonificaciones en las escuelas deportivas y talleres culturales.

El Pleno de la Corporación ha dado cuenta de la liquidación del presupuesto de 2021, que ha obtenido un superávit de 20,2 millones de euros; una estabilidad presupuestaria de 15 millones de euros y un remanente de tesorería de 18,97 millones de euros. Todo ello, tras pagar el 77% de la deuda heredada de 304 millones de euros; amortizando más de 236 millones de euros.

Incremento de edificabilidad

Por otra parte, el Ayuntamiento de Estepona ha aprobado de forma definitiva una modificación puntual del elementos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para permitir que suelos residenciales puedan incrementar un 25 por ciento su edificabilidad si se destinan a colegios mayores y viviendas universitarias. De este modo, se complementará el proyecto universitario que está tramitándose en la actualidad.

Ese mismo incremento de edificabilidad se aplicará también a los terrenos donde se proyecten residencias sanitarias o geriátricas. Con esta propuesta, se facilita que se amplíe la oferta asistencial y de cuidados para las personas mayores con nuevos equipamientos dedicados a la salud y el bienestar.

Por otra parte, para seguir promoviendo la creación de nuevos negocios en la ciudad, la modificación puntual de elementos permitirá también la instalación en el centro urbano de establecimientos comerciales que superen la superficie de planta baja, límite existente en la actualidad para la zona comercial.