Ocho personas han sido detenidas por su presunta implicación en el secuestro de un hombre en Mijas al que dispararon en un brazo cuando logró huir. Según ha informado la Guardia Civil, los arrestados decidieron capturar la víctima cuando esta les entregó 100.000 euros en billetes falsos durante una transacción vinculada al tráfico de drogas y le exigieron un pago real para liberarlo.

El secuestro se produjo en el municipio mijeño el pasado 12 de enero, cuando unos testigos comunicaron a la Guardia Civil que habían presenciado una escena violenta en la que participaron cuatro personas. Tres de ellas iban en un vehículo y se bajaron del mismo para propinarle una paliza a otro en una calle de la Cala de Mijas. Tras meterlo a la fuerza en el coche, abandonaron el lugar a toda velocidad. Este fue el punto de partida de la investigación para localizar al grupo, aunque pocas horas después los investigadores recibieron el aviso de que un hombre con las mismas características que la víctima había sido localizado en Manilva con múltiples contusiones por el cuerpo y un balazo en el brazo por el que tuvo que ser operado en un hospital.

La declaración de la víctima confirmó que sus captores le exigieron el pago de 100.000 euros para liberarlo, aunque pudo zafarse del grupo y huir, momento en el que recibió el disparo en el brazo. Los investigadores lograron localizar la vivienda de Manilva donde llevaron a la víctima y hallaron numerosas pruebas, entre ellas el proyectil que le atravesó el brazo. La localización del inmueble permitió ir identificando a los agresores como miembros de una banda de narcotraficantes que fueron detenidos en Mijas, Benalmádena y Fuengirola, Algeciras (Cádiz) y Madrid.

Los registros permitieron encontrar un arma de fuego municionada cuyo calibre coincidía con la bala encontrada en la vivienda de Manilva, 100.000 euros en billetes falsos y un escáner para la detección de dispositivos electrónicos. La investigación apunta a que ese dinero falso fue el pago que la víctima hizo en una transacción frustrada de droga que desembocó en el secuestro.

A los ocho detenidos se les considera autores de los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, detención ilegal, lesiones y tenencia ilícita de armas. Esta investigación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Málaga y al Puesto Principal de Mijas, que han sido apoyados por el Grupo de Acción Rápida (GAR).