El Ayuntamiento ha abierto al tráfico las rotondas de la carretera de Mijas Pueblo (A-387) a su paso por las urbanizaciones de La Loma, Pueblo Don Silverio y Haza del Algarrobo tras culminar las obras de construcción.

El alcalde, Josele González, ha explicado que los conductores que circulaban por esta vía no tenían ninguna opción de cambio de sentido salvo llegar a la autopista. Sin embargo ahora tienen dos posibilidades de giro, y los vehículos tiene que circular a menor velocidad "y además hemos ganado mucho en iluminación, en paso de peatones y en las diferentes paradas de autobuses que se han remodelado estos meses, para acondicionar una de las principales arterias de Mijas".

Las dos glorietas han su puesto una inversión de 739.689 euros y aunque las obras han estado divididas en fases y han permitido mantener abierta la circulación, ahora ya existe la opción del cambio de sentido para los vehículos que, hasta ahora, tenían que dar la vuelta en la rotonda de la autopista o en la del ALDI.

Los usuarios solo podían dar la vuelta en dos puntos estando la vía sin intersecciones en más de 1.200 metros por lo que muchos usuarios realizaban cruces peligrosos en línea continua, según ha explicado el primer teniente alcalde y concejal de Infraestructuras y Obras, José Carlos Martín.

Las rotondas, situadas en la parte sur y otra al norte en el área de Pueblo Don Silverio y las naves industriales (en los puntos kilométricos 15+950 y 16+265), han necesitado de modificaciones urbanísticas y convenios con los propietarios de los terrenos afectados.

Además, su construcción va a permitir desbloquear una pastilla de suelo industrial y la situación de las naves industriales que ya hay instaladas allí, asegura el concejal de Urbanismo, Andrés Ruiz.

Esta actuación ha sido posible gracias a la obtención de la titularidad del vial en 2018 por parte del Consistorio mijeño lo que le ha permitido actuar de manera más rápida sin tener que esperar informes sectoriales de otras administraciones.