La concejala de Playas de Benalmádena (Málaga), Encarnación Cortés, ha anunciado que "la rotura de una tubería de Acosol, ubicada a la altura del núcleo de Arroyo de la Miel, ha obligado a proceder al cierre al baño de un tramo de playas urbanas --ubicado entre las playas de Arroyo de la Miel y Malapesquera-- ante el riesgo de que se produzca un vertido que alcance la zona de baño".

"La previsión es que el vertido producido como consecuencia de la rotura salga a 200 metros de la zona de baño, pero las corrientes de poniente presentes este lunes en el litoral generan un riesgo elevado de que el vertido alcance la zona de baño", ha explicado Cortés a través de un comunicado.

Por ello, desde el Área de Playas se ha dado la orden inmediata de colocar Banderas Rojas en todas las playas afectadas, y los socorristas han recibido instrucciones para advertir a los usuarios sobre la prohibición de bañarse. También se colocarán picas en la orilla como elemento extra para advertir sobre la prohibición del baño.