Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado día 22 de junio en Torremolinos (Málaga) a un hombre durante un control por un delito de falsedad documental y contra la seguridad del tráfico, tras lo que comprobaron que tenía en vigor una orden europea de detención y entrega, dictada por las autoridades judiciales de Francia, por un delito de tráfico de drogas.

El fugitivo habría cumplido ya cinco años de la pena impuesta y le quedaban por cumplir otros cinco años, han informado desde la Comisaría Provincial, apuntando que el arrestado ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

El reclamado, de 28 años, fue identificado en un control establecido por los indicativos Fenix-Tango de la Comisaría de Policía Nacional de Torremolinos-Benalmádena y fue detenido como presunto autor de un delito de falsedad documental y contra la seguridad del tráfico.

Una vez que los agentes llegaron a dependencias policiales confirmaron que el mismo también tenía en vigor una orden europea de detención y entrega en vigor desde el 13 de junio del presente año, han precisado a través de un comunicado.