El Pleno del Ayuntamiento de Torremolinos ha aprobado por unanimidad, de manera inicial, la ordenanza que regula la concesión de ayudas para el tratamiento de menores con necesidades específicas, que ha sido presentada por la concejala de Bienestar Social, Gema Pérez.

La edil ha explicado que hasta ahora estas ayudas se gestionaban a través de unas bases específicas aprobadas mediante decreto de Alcaldía por lo que se consideraba necesario disponer de unas bases reguladoras para la concesión de ayudas para el tratamiento de menores con tratamiento específico.

La ordenanza especifica que el tratamiento será para Atención Temprana, Atención Psicológica, Logopedia, Psicomotricidad, Habilidades Sociales, Atención a deficiencias sensoriales y Refuerzo educativo para menores con dificultades de aprendizaje, con una cuantía de entre el 40% y el 80% del coste, dependiendo de los ingresos familiares.

También se ha aprobado en pleno, con la abstención del grupo municipal de Unidas Podemos, la ordenanza que regula la tasa de la basura, presentada por el portavoz del equipo de gobierno y concejal de Hacienda, Luis Rodríguez, que supondrá que los torremolinenses paguen un 20% menos en la tasa cara a 2023.

Según ha explicado Rodríguez, esta modificación ajusta el impuesto al coste del servicio. El edil ha añadido que este año ya no se puede aplicar esta reducción pero los vecinos pueden a partir de mañana acceder a un plan de pago personalizado a través del Patronato de Recaudación. De este modo los vecinos podrán domiciliar y fraccionar el pago de la tasa de basura en cinco meses, mientras que para el próximo año podrán hacerlo en once meses, desde enero hasta noviembre.

Por otra parte, el pleno ha aprobado, con la abstención de Vox, la ordenanza reguladora de instalación de gasolineras para preservar el derecho a la salud, la calidad del aire, así como a la seguridad de los vecinos y visitantes, según ha explidadoel concejal del área de Fomento, David Obadía.

A su vez, el pleno ha aprobado por unanimidad una moción para limitar la apertura de casa de apuestas y juegos en el municipio, presentada por el concejal José Piña de Unidas Podemos.