La Guardia Civil de Tráfico investiga a la conductora de un turismo por la supuesta comisión de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria al circular 17 kilómetros en sentido contrario por la AP-7 entre las localidades malagueñas de Manilva y Estepona. La mujer originó un grave e inminente riesgo para la seguridad vial.

Los hechos ocurrieron de madrugada cuando diversos conductores alertaron a la Guardia Civil de Tráfico de Málaga de la presencia de un vehículo que circulaba por la autopista AP-7 en sentido Málaga, pero usando los carriles del sentido contrario, hacia Algeciras (Cádiz), entre las localidades Manilva y Estepona, lo que supondía "un grave e inminente riesgo para los usuarios de la vía".

Alertadas las patrullas de servicio de vigilancia en la zona, se logró interceptar y detener el vehículo a la altura del kilómetro 159 de la autopista AP-7, tras haber recorrido su conductora 17 kilómetros en sentido contrario, desde el peaje de Manilva hasta el punto donde fue detenida, dejando atrás tres salidas, han precisado desde la Guardia Civil.