Correos rinde homenaje a la lucha por los derechos del colectivo LGTBI con el primer buzón de España vinilado de forma permanente con los colores de la bandera arcoíris, instalado a la entrada del Pasaje Begoña de Torremolinos, con una placa que recuerda su declaración como 'Lugar de Memoria Histórica y Cuna de los derechos y libertades LGTBI' en 2019.

Al acto de inauguración del buzón arcoíris, que mantendrá ese vinilado para siempre, han asistido la directora de Comunicación y Marketing de Correos, Eva Pavo; el presidente de la Asociación Pasaje Begoña, Jorge Pérez, y la alcaldesa, Margarita del Cid, entre otros.

En un comunicado, desde Correos han indicado que durante los años 60 y principios de los 70, Torremolinos alcanzó prestigio como destino turístico internacional, también entre el colectivo LGTBI de la época. "Su atractivo no estaba solo en sus playas y el glamour de sus fiestas, sino en la atmósfera de libertad, diversidad y vanguardia".

La historia del Pasaje Begoña arranca en los últimos meses de 1962, cuando empiezan a abrirse los primeros locales de toda España frecuentados por personas LGTBI. "En poco tiempo, el lugar se convirtió en un referente de libertad y respeto a la diversidad; fue una de los mayores exponentes de la vida nocturna de Torremolinos y de toda la Costa del Sol, al que acudían turistas de todo el mundo para disfrutar sin miedo de su orientación sexual, en los más de 50 locales que llegaron a abrir sus puertas en el Pasaje Begoña", han indicado.

Toda esta explosión de libertad acabó el 24 de junio de 1971, con la conocida como "Gran Redada" que practicó la policía franquista. Se identificó a más de 300 personas y 114 de ellas fueron arrestadas por el único delito de ser consideradas legalmente como "peligrosos sociales". Muchas fueron encarceladas y los ciudadanos extranjeros fueron deportados. Muchos de los locales fueron multados y clausurados y la mayoría quedaron cerrados para siempre.

Ahora, el buzón arcoíris de Correos a la entrada del Pasaje Begoña será un homenaje permanente al considerado 'Stonewall Inn' español, asimilando su valor al del legendario local neoyorquino donde, también a raíz de una redada de homosexuales, nació en 1969 el movimiento por los derechos LGTBI en el mundo y la celebración del Día Internacional del Orgullo Gay, ahora extendido a todo el colectivo.

Además, la acción se enmarca en el convenio existente entre Correos y la Asociación Pasaje Begoña para colaborar y contribuir a la plena integración social, visibilización y normalización del colectivo LGTBI, así como a la investigación y recuperación de la memoria histórica y democrática de las víctimas del colectivo LGTBI.

La alcaldesa, por su parte, ha destacado que es "un auténtico honor acoger este buzón". "Es un pequeño paso más pero creo que es algo importante después de lo que supone para Torremolinos el visibilizar el colectivo durante todos los días del año en esta ciudad que es plural y diversa", ha asegurado.

Del Cid ha agradecido a la Asociación Pasaje Begoña y a Correos por esta apuesta de colocar este buzón con los colores arcoíris en Torremolinos. "Yo creo que no podría estar en un mejor sitio que aquí junto al Pasaje Begoña, un lugar y una ciudad que son icónicos para el colectivo", ha dicho.

Por su parte, el presidente de la Asociación Pasaje Begoña, Jorge Pérez, ha explicado que "desde que se sacó el sello en homenaje al Pasaje Begoña nos unimos al área de diversidad de Correos, tenemos un convenio firmado y pretendemos cada año seguir haciendo iniciativas juntos".

"De todos los proyectos que hemos hecho el que más impacto ha tenido ha sido el del sello porque llevan esa bandera por los cinco continentes", ha indicado, aunque ha destacado la importancia de que este buzón está previsto que "quede aquí de manera permanente haciendo memoria a toda esa generación que luchó porque hoy seamos más libres".

Cuando tuvo lugar la redada en el Pasaje Begoña uno de los locales más conocidos era The Blue Note, el club de jazz que abrió la gran pianista Pia Beck junto su pareja Marga Samsonowski. Hoy el hijo de ambas, Gino Felleman, ha leído una emotiva carta a sus madres agradeciéndoles "lo valientes que fueron, que abrieran camino para el colectivo y contándoles cómo ha evolucionado la sociedad desde entonces", misiva que ha sido la primera en depositarse en este buzón multicolor a modo simbólico.