Los equipos de salvamento y socorrismo de Mijas han intervenido en 814 urgencias sanitarias, cuatro de ellas de gravedad, en julio, según informó ayer el concejal de Playas, José Carlos Martín.

Las incidencias sanitarias se han resuelto sin mayor trascendencia y no hay que lamentar pérdidas humanas, siendo el 80% de ellas picaduras de medusas.

El coordinador del servicio de salvamento y socorrismo de Mijas, Gonzalo Botta, añadió más de 400 asistencias a usuarios por heridas y cortes, y valoró las emergencias sanitarias más graves, «como las paradas cardiorrespiratorias que sufrieron dos personas a las que logramos salvar y que salieron adelante sin tener que lamentar pérdidas humanas».

Una de estas bañistas socorrida es una mujer de 83 años, que entró en el mar y «aunque era un día de bandera verde y el mar estaba en calma y liso como un plato, tuvo dificultades para salir a la orilla porque se puso nerviosa, tragó algo de agua y entró en parada, pero gracias a la asistencia de los socorristas no hubo que lamentar mayores desgracias», ha remarcado Botta.

El número total de incidencias registradas en julio asciende a 7.722. muchas de ellas por llevar perros a la playa, algo prohibido en verano.