Kiosco

La Opinión de Málaga

Entrevista Margarita del Cid Alcaldesa de Torremolinos

«Aspiro a una mayoría suficiente que nos permita seguir cambiando Torremolinos»

«Llevamos años trabajando para que la estacionalización desaparezca y no podemos permitir que la incertidumbre, el miedo y la subida de precios debido a una inflación desbocada hagan que volvamos a inviernos de cierre total»

La alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid. | ÁLEX ZEA

Margarita del Cid es alcaldesa de Torremolinos desde diciembre de 2021, aunque recuerda que su «proyecto» tendría que haber empezado en 2019, cuando rozó el bastón de mando con la punta de los dedos. En esta entrevista hace balance de estos ocho meses de mandato, detalla sus prioridades para los comicios municipales de mayo y habla de la recuperación turística de la Costa del Sol.

Ocho meses después de convertirse en alcaldesa de Torremolinos, ¿qué balance hace?

Han sido unos meses de mucho trabajo en los que hemos tenido que ir afrontando muchos retos, la aprobación del presupuesto, precisamente ayer fue ya la primera inversión prácticamente un mes después, para maquinaria para limpiar la ciudad, que desde 2017 no se hacía ese tipo de inversiones y haciendo realidad ya nuestros compromisos que fueron claros, una apuesta decidida por la seguridad, por la limpieza, por el mantenimiento del municipio que durante tantos años ha estado abandonado. Además con una subida salvaje que había habido de la tasa de la basura, que hemos tenido que buscar fórmulas para que no repercuta en el bolsillo de los ciudadanos y ya preparando una bajada para el año 2023. La mejor gestión lo que nos está demostrando es que hay mejores resultados: tres millones de euros de recaudación en los primeros meses del 2022, que suponen un incremento de un millón con respecto a 2019. Nos hemos encontrado licencias de obra mayor que llevaban cuatro años, no había administración electrónica cuando entramos a gobernar en Torremolinos. El problema que había es que no se tomaban decisiones.

En mayo son las elecciones municipales y usted ya dijo que salen «a ganar». ¿Cuál es el objetivo para estos comicios?

En Torremolinos salimos para volver a ganar como hemos hecho en las anteriores elecciones. Y ahora con la posibilidad de haber demostrado, aunque haya sido durante menos de la mitad de la legislatura, que otra forma de hacer política eficiente, cercana, es posible. Eso es lo que hemos demostrado, con lo cual salimos a ganar y a seguir gobernando porque esto es un proyecto que tendría que haber empezado, si todo hubiese ido como parecía que tenía que ir, en junio de 2019 pero empezó en diciembre de 2021. Y necesita un recorrido porque son muchas las ideas, las inversiones que afortunadamente han vuelto una vez que se ha visto que hay una gestión clara y eficaz y que tienen que ver la luz en el siguiente mandato.

¿Aspira a una mayoría absoluta como la del Gobierno andaluz?

Yo aspiro a tener una mayoría suficiente que nos permita al equipo de gobierno seguir impulsando estos cambios para Torremolinos. Son los ciudadanos los que van a decidir, afortunadamente son de los pocos que van a tener para comparar dentro de un período corto de tiempo y yo creo que valorando van a poder decidir. Yo lo que les pido es que si de verdad quieren que siga esto, que vean siempre que hay que votar al partido que ha sido capaz de traer el cambio a Torremolinos.

Margarita del Cid. | ÁLEX ZEA

Con una vista de cuatro años de mandato, ¿cuáles son las prioridades?

Lo tengo muy claro. La movilidad, la accesibilidad, la mejora de las infraestructuras, ganar espacio para los ciudadanos, seguir con la bajada de la presión fiscal y voy a buscar una cosa que no es solo buena para Torremolinos, que es buena para todos los municipios que generamos ingresos, consumo y empleo, que es que se mejore por parte de las administraciones competentes, la financiación de los municipios turísticos. No por vivir en Torremolinos tienes que tener un IBI más caro para financiar los servicios públicos porque cuestan más dinero. Igual que se tiene que abrir y llegar a una financiación de las comunidades autónomas que sea más justas, hay municipios que necesitamos que se abra ese debate. Aportamos mucho y creo que tenemos que recibir un poquito más para que nuestros vecinos no tengan que cargar con la carga fiscal de vivir en un municipio turístico, de vivir al lado del mar, de vivir en un sitio donde a todos los demás les gusta venir a pasar sus vacaciones. Nosotros somos un pueblo acogedor pero estamos infrafinanciados y necesitamos que se nos mire entendiendo cuál es nuestra realidad. Necesitamos hacer un esfuerzo en seguridad, en mantenimiento... porque recibimos tres y cuatro veces nuestra población en este mes, por ejemplo. Repartir mejor la tarta es una asignatura pendiente y municipios como el de Torremolinos, que ha sido el de mayor ocupación de Andalucía en estos meses, debe liderar ese discurso. Yo estoy dispuesta a hacerlo.

¿Qué le parece la figura de Arturo Bernal como consejero de Turismo?

Sinceramente estoy encantada. Arturo es un profundo conocedor del sector, de Málaga, de la Costa del Sol, de Torremolinos. Sabe perfectamente cuáles son nuestras ventajas, nuestras carencias, conoce cómo hay que hacer promoción. Así que en lo que se refiere al mundo del turismo y por lo que hablo con los distintos presidentes, presidentas de asociaciones, de sectores y de implicados, yo creo que ha sido una magnífica noticia, tengo que decirlo.

¿Se puede hablar ya de que el sector se ha recuperado?

Yo entiendo que sí, pero como casi todo, con un pero. La inflación es una rémora para todos, para las familias, para el sector y sobre todo para uno que ha sufrido tanto como el de la Costa del Sol. Una inflación del 10% hace que suban todos los servicios, los suministros, que el sector no tenga más remedio que subir los precios y eso nos hace perder en competitividad. Yo miro a veces con envidia lo que están haciendo otros países que no dependen del turismo como España, porque realmente han atajado el tema de la inflación con ayudas directas y eficaces. Aquí hemos estado con debates estériles como corbata sí, corbata no que no nos llevaban a nada. Hasta ahora creo que vamos tarde y con las medidas poco acertadas. Es muy importante para nosotros, llevamos muchos años trabajando para que las temporadas se alarguen, para que la estacionalización desaparezca y no nos podemos permitir que la incertidumbre, el miedo y la subida de precios debido a una inflación desbocada hagan que volvamos a inviernos en los que haya prácticamente un cierre total.

En cuanto al turista internacional, viendo los datos del aeropuerto en esta Feria, parece que empieza a regresar a la Costa del Sol, ¿no?

No solo empieza sino que estamos en un 93% de las plazas aéreas con respecto a 2019. Todavía hace un poquito, no podemos olvidar que antes de la pandemia nuestro mayor miedo era el Brexit. Sí que es cierto que hemos incrementado y recuperado otros mercados dentro de Europa y Centro Europa, como Países Bajos, Francia y Dinamarca, y también eso hay que valorarlo positivamente.

Los pueblos del interior se vieron beneficiados durante la pandemia, por un lado por la población que regresó a vivir, así como toda la oferta rural que ofrecieron y que ayudó a equilibrar la balanza del turismo. ¿Hay alguna estrategia para evitar que esto se pierda?

Sí, de hecho así lo hemos marcado en el plan de acción de Turismo Costa del Sol, colaborando además con la promoción interior de nuestra provincia. Uno de los planes de sostenibilidad turística que se han aprobado para Málaga ha sido el de la Sierra de las Nieves y se ha hecho con Diputación. Estamos ya trabajando y han comenzado a dar esos primeros pasos en ese gran parque que se va a construir en el Guadalhorce, pero también en el pantano de la Viñuela. Mejoramos productos que ya se han consolidado, como el Caminito del Rey, y van a surgir nuevos productos que van a convertir a todas las comarcas de Málaga en un nuevo producto turístico. Vamos a seguir apostando por el interior porque además fue una de las campañas más exitosas durante la pandemia, esa Málaga escondida que te ofrecía parajes prácticamente desiertos y de gran belleza, y que por tener un atractivo tan fuerte en la Costa era casi desconocido para los malagueños y las malagueñas. No vamos a dejar que eso sea algo efímero.

¿Qué balance hace de este verano y qué podemos esperar cuando llegue el otoño?

En septiembre haremos un balance de lo que va a suponer tanto la temporada alta turística, de lo que ha supuesto el mercado nacional y el internacional. Vienen las ferias turísticas después de dos años de parón menos Fitur y vamos a seguir promocionando la Costa del Sol como producto. Con nuestra presencia en ferias y en acciones bilaterales, sobre todo en países emergentes como los Países Bajos. Sé que el balance de la temporada va a ser positivo y espero que sepamos dar tranquilidad a los que nos visitan para que las expectativas que hay para el otoño, que son buenas, se cumplan, y evitar cancelaciones cuando ya estamos barajando los datos de octubre y son realmente positivos de cara a la ocupación hotelera. Espero que la amenaza de la inflación no suponga un paso atrás.

Compartir el artículo

stats