Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elda-Petrer a uno de los miembros más activos de un grupo criminal especializado en robos con fuerza en interior de domicilios que operaba a lo largo del litoral mediterráneo. La investigación posterior ha permitido descubrir que su ámbito de actuación era la Costa del Sol y el Levante español. De este modo se han conseguido esclarecer varios delitos de robos con fuerza en interior de domicilio de las provincia de Alicante y Málaga.

Fue capturado mientras huía con el botín de uno de los robos que presuntamente perpetró, consiguiendo los policías recuperar gran cantidad de joyas que pudieron ser entregadas a sus legítimos propietarios.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Policía Nacional, a través de una llamada de un ciudadano que observó en una calle situada entre los municipios de la conurbación de Elda y Petrer a una persona vistiendo una sudadera negra con capucha, que tocaba los timbres de varios domicilios de la zona, resultándole bastante extraño que esta persona, al no recibir respuesta tras llamar a uno de los timbres de un bungalow, se puso la capucha de la sudadera, una gorra y unos guantes, saltando a continuación la valla de acceso al interior de la misma.

Rápidamente, se coordinó un amplio dispositivo entre los efectivos en servicio en labores de seguridad ciudadana, llegando al lugar una dotación que observó a un varón que salía del interior del recinto vallado de un bungalow con una mochila colgada, iniciándose una persecución a pie que terminó con la detención del sospechoso quien forcejeó con los agentes para tratar de evadirse.

Finalmente fue reducido y en las posteriores investigaciones realizadas en la Comisaría pudo comprobarse su identidad. Tiene 27 años, es de nacionalidad argelina y posee antecedentes previos.

Llaves y mandos de garajes

Los agentes, pudieron comprobar que, dentro de la mochila, el arrestado llevaba consigo gran cantidad de joyas y relojes, dinero en efectivo, perfumes variados, dos teléfonos móviles de alta gama, bolsos de señora y varias llaves, de vehículos, de domicilios y mandos de garajes. En este último caso, con la probable intención de regresar a los hogares para sustraer los coches.

Tras la detención, los agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Elda-Petrer investigaron la procedencia de los objetos que llevaba el arrestado en su poder, descubriendo que uno de los efectos estaba relacionado con un robo ocurrido en la localidad ilicitana de Arenales del Sol en un domicilio donde, un ciudadano originario de Madrid, se encontraba disfrutando de unas vacaciones estivales, llevándose a cabo una estrecha colaboración con agentes de Policía Judicial de la Comisaría del distrito de Chamberí de Madrid, zona donde residía el turista afectado. El curso de la investigación requirió la colaboración de otros grupos policiales de otras provincias, como fue el caso del grupo de robos de la Comisaría de Marbella, al determinarse que se estaba ante uno de los miembros más activos de un grupo criminal que operaba por la Costa del Sol.