El Ayuntamiento de Mijas ha comenzado la remodelación integral de las calles Bobadilla y Almáchar de Las Lagunas, así como su interconexión a través de un nuevo carril de tránsito rodado, con dirección de Bobadilla a Almáchar, que discurrirá junto al paso de la autovía A-7 por la localidad.

Ambas calles discurren en paralelo por la trasera del centro de salud de Las Lagunas y se van a remodelar siguiendo el consenso alcanzado con los vecinos, según ha explicado el alcalde de Mijas, Josele González.

El regidor ha reafirmado que la zona verde que se encuentra al final de la calle Almáchar, y que pega a la autovía, "se va a mantener intacta y en ningún caso, ni la calle Almáchar ni la calle Bobadilla se van a unir directamente con la avenida de Mijas ni con la autovía", ha aclarado.

El alcalde ha insistido en que esta obra "no es un capricho, sino una necesidad y estoy convencido de que cuando acabe los vecinos verán que la zona ha ganado mucho".

El primer teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras y Obras mijeño, José Carlos Martín, ha recordado que la actuación, que ya está en marcha, "tiene un plazo de ejecución de cuatro meses con una inversión que ronda los 600.000 euros". Además, mejorará todas las infraestructuras de saneamiento, con una red separada para aguas pluviales y otra para fecales; nueva red de alumbrado público de eficiencia energética, nueva red de telecomunicaciones y eléctrica... y se actualizará el pavimento y se eliminarán las barreras arquitectónicas.

La principal mejora es que "se va a aumentar en un carril el acceso de la autovía a la avenida de Mijas para incrementar la seguridad vial en la zona facilitando la movilidad y el tránsito". De este modo, los vehículos que vayan a Fuengirola desde la avenida de Mijas entrarán directamente en la autovía.