El Pleno de Benalmádena, celebrado este jueves, ha aprobado por unanimidad la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), relativo al ámbito de planeamiento denominado Tívoli, para matización de usos en zonas y conciliación entre lo dispuesto por dicho plan y lo recogido en la adaptación a la LOUA.

"Seguimos trabajando desde todos los ámbitos del Ayuntamiento para tratar de garantizar la protección de Tívoli: no escatimaremos recursos ni cejaremos hasta lograr desbloquear la situación que actualmente padece el parque para lograr su reapertura", ha valorado el alcalde, Víctor Navas.

El regidor ha señalado que el Gobierno local tiene "claro que Tívoli debe seguir siendo un parque de atracciones, como ha sido siempre, y con esta adaptación seguimos avanzando en la protección de los terrenos para garantizar que la parcela únicamente pueda tener esta actividad, frenando así cualquier intento de especulación urbanística".

Por su parte, la concejala de Urbanismo, María Isabel Ruiz, ha explicado que a través del expediente aprobado "adaptamos la modificación a la normativa urbanística actual recogida en la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (Lista)". "El objeto de la modificaciónes proteger los terrenos de Tívoli para garantizar que la parcela únicamente pueda tener como uso el de parque de atracciones", ha aclarado.

Ha explicado que, tras esta aprobación provisional, "se remitirá de nuevo el expediente a la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda de la Junta de Andalucía y, tras recibir su dictamen favorable, procederemos a la aprobación definitiva de la protección de los terrenos de Tívoli".

El alcalde ha reiterado que "seguimos con la hoja de ruta prevista para la protección de los terrenos de Tívoli, con la idea de que únicamente puedan albergar un parque de ocio, para lo cual estamos dispuestos a vincularles cualquier tipo de actividad comercial o turística, aunque siempre condicionada a la apertura del parque".

"Una vez aprobemos definitivamente la modificación del PGOU para la protección de los terrenos de Tívoli, volveremos a exigir a los actuales propietarios su reapertura para atender así al interés general", ha estimado Navas.

Según ha dicho, el parque "ha demostrado que es una infraestructura viable en lo económico, un motor de creación de empleo y riqueza, además de un polo de atracción turística, con una plantilla de trabajadores muy comprometidos con su buen funcionamiento, y por ello no desdeñaremos ningún recurso u oportunidad para la reapertura de Tívoli".