El Ayuntamiento de Estepona en pleno ha aprobado de manera definitiva los Presupuestos para 2023, que ascienden a 109 millones de euros y, por duodécimo año consecutivo, prevén cerrar el ejercicio con superávit.

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha destacado el trabajo del equipo de gobierno que es uno de los primeros de España en aprobar de manera definitiva las cuentas para el próximo año.

Urbano afirma que estas cuentas "mantienen un gran esfuerzo inversor como motor de la economía local, la creación de empleo y la calidad de vida de los esteponeros". En este sentido, el regidor ha señalado que los esfuerzos están dando sus frutos y han conseguido que Estepona sea la segunda ciudad de Andalucía con menor tasa de paro.

Las cuentas de este año continúan con ese esfuerzo inversor y contemplan 18,3 millones de euros en inversiones productivas. "Desde que soy alcalde no se ha pedido ni un solo préstamo para el pago de inversiones ni gastos y todas las obras ejecutadas están pagadas", ha manifestado el regidor.

Entre las inversiones hay partidas para culminar la remodelación de la avenida de España y el paseo marítimo anexo, en sus dos tramos en ejecución, con el fin de abrir la ciudad al mar y crear un Balcón al Mediterráneo. La obra supone la construcción de un bulevar peatonal ajardinado que incorpora un edificio-mirador, que albergará una biblioteca y espacios para el estudio, un conservatorio de música, un auditorio para eventos culturales, una sala expositiva y un mirador que se convertirá en un elemento de atracción de visitantes.

Además, se continuará con el Plan Municipal de Aparcamientos con tarifa de 1 euro al día que, tras finalizar la obra del entorno de la plaza del Ajedrez, contempla otras el entorno de la Iglesia del Carmen, con capacidad para más de 300 plazas.

Asimismo, se incorporan partidas para culminar el proyecto de la senda litoral que supera ya el 90%, y se destinan recursos para continuar el plan de embellecimiento del centro urbano, que suma ya más de 130 calles completamente renovadas y suponen un antes y un después sin precedentes para la revitalización de la ciudad.

También hay partidas para la mejora de equipamientos públicos; la creación de zonas verdes con el nuevo Parque de Las Mesas y nuevos parques infantiles; la adquisición de materiales para playas y jardines y el mantenimiento de centros educativos.

El consistorio llama la atención sobre el sobreesfuerzo que tiene que hacer para hacer frente a la retirada del alga invasora y los efectos del temporal, circunstancias para las que ha solicitado la implicación del Gobierno central a través de un plan nacional de ayuda para los ayuntamientos afectados.

Por otra parte, la seguridad ciudadana se refuerza con la mejora de los recursos materiales de Policía Local y Protección Civil y la convocatoria pública de nueve plazas de agentes.

Inversión social

El consistorio ha vuelto a programar ayudas y programas sociales por importe de 10 millones de euros para los colectivos más vulnerables con partidas que se podrán incrementar conforme a las necesidades que se produzcan durante el ejercicio económico.

En este sentido, García Urbano ha recordado que el Ayuntamiento paga todas las ayudas económicas que se conceden y recordó la deuda que generó el anterior gobierno socialista, que "concedió ayudas económicas de emergencia en 2009, 2010 y 2011, pero no fueron abonadas en ninguno de esos ejercicios, obligando al actual equipo de gobierno a hacer frente a esa deuda en 2012".

Entre las partidas destacan los 3,64 millones de euros para ayuda a domicilio, que se ha aumentado en más de 1 millón de euros; la partida de medio millón de euros para favorecer el empleo; y el incremento de las cuantías para las asociaciones sin ánimo de lucro que prestan ayuda a los más desfavorecidos.

Pago de la deuda heredada

Los Presupuestos de 2023 incluyen 15,4 millones de euros para reducir a 35 millones de euros la deuda heredada de 304 millones de euros de deuda heredada en junio de 2011.

Al agilizar el pago de la deuda que dejaron los gobiernos anteriores, el Ayuntamiento de Estepona ha logrado un considerable ahorro a las arcas municipales al evitar el pago de los intereses que genera.

De esta manera, en 2022 se ha pagado de manera anticipada 9,3 millones a la Seguridad Social para saldar por completo los 60 millones de deuda heredada con esta entidad. Anteriormente, se saldó toda la deuda por facturas no contabilizadas (33 millones de euros); se saldó toda la deuda heredada con la Junta de Andalucía por el uso indebido o no justificado de subvenciones concedidas al anterior gobierno socialista (6 millones de euros); se pagó toda la deuda heredada con la Agencia Tributaria (18 millones de euros); toda de la deuda heredada con la concesionaria del servicio de aguas (8 millones de euros) y se han abonado ya 84 millones de euros de la deuda bancaria heredada y generada en gran parte por el Plan de Pago a Proveedores, que hubo que suscribir en 2012, derivado en su totalidad de las facturas impagadas entre 2009-2011.

"Estos diez años hemos demostrado que sabemos gobernar; que hacemos un uso responsable de los recursos públicos; que hemos afrontado con responsabilidad esa terrible herencia económica del pasado y que hemos dedicado todo nuestro esfuerzo a nuestros vecinos y a la prosperidad de la ciudad", ha señalado el alcalde.