La Consejería de Educación ha contratado la redacción del proyecto para la construcción de un nuevo edificio para el colegio Pablo Ruiz Picasso de Fuengirola, que sustituirá a los dos que componen el centro actualmente y que presentan deficiencias

En una visita al municipio, el delegado de Desarrollo Educativo, Miguel Briones, ha anunciado que la redacción del proyecto ha sido adjudicada por 185.169 euros a la UTE compuesta por Alberto García Marín y Ernesto Rivera Gómez.

El colegio, construido en 1970 y con 221 alumnos matriculados, consta de dos edificios ubicados en dos parcelas distintas dentro del núcleo urbano de Fuengirola. Uno alberga primaria y la zona de administración, mientras el otro se destina al ciclo de infantil y comedor.

Ambas infraestructuras presentan importantes deficiencias, debido a su antigüedad, por lo que se ha programado una inversión de 2,7 millones de euros (incluidos proyecto y obra), para dotar al centro de un nuevo edificio.

Las nuevas instalaciones se construirán en la calle José Moreno Carbonero, en la parcela que ocupa actualmente la sede de infantil, que será demolida. 

El proyecto

El colegio tendrá tipología C1, es decir, una línea de infantil con 75 puestos escolares y otra de primaria con 150, sumando entre ambas 225 plazas. La superficie construida alcanzará 2.044 metros cuadrados y se distribuirá en zona docente, área de administración, servicios comunes y espacios exteriores. 

La zona docente de infantil estará compuesta por tres aulas polivalentes con sus correspondientes aseos, mientras la de primaria albergará seis aulas polivalentes y dos aulas de pequeño grupo. En la zona docente común se ubicará un aula de educación especial con aseo adaptado, un aula taller polivalente de usos múltiples, aseos para el alumnado, una biblioteca, un gimnasio con vestuarios y área de recursos.

En la parte de administración se localizarán la secretaría, los despachos de dirección y jefatura de estudios, el despacho para las asociaciones de padres y madres y el alumnado, la conserjería y reprografía, así como la sala y aseos para el profesorado. Como servicios comunes, el centro tendrá comedor y cocina, almacén, aseos y vestuarios de uso no docente, cuarto para instalaciones y cuarto para limpieza y basura. Por último, en el exterior habrá porche cubierto y zona de juegos, la cual incluirá una pista polideportiva.