Un joven de 26 años ha sido detenido en Estepona por presuntamente acabar con la vida de su madre, de 61 años de edad. Según ha informado la Comisaría Provincial, el crimen se produjo en la vivienda en la que el presunto autor había sido acogido hace un mes por una amiga, aunque esta se vio obligada hace una semana a irse de su casa y hospedarse en un hotel ante el comportamiento violento de su invitado. Según la Policía Nacional, el detenido está pendiente de valoración psiquiátrica.

La víctima llegó al aeropuerto de Málaga el lunes procedente de Países Bajos tras conocer que su hijo estaba pasando por un mal momento anímico que le llevaba a tener un comportamiento extraño y violento. De hecho, fue la propia compañera de piso del detenido y la pareja de esta quienes recogieron a la mujer y la llevaron hasta un apartamento de la urbanización de Cancelada, donde madre e hijo se quedaron a solas por expreso deseo de la progenitora.

El cuerpo de la víctima presentaba múltiples golpes y marcas en la zona del cuello

Según la investigación, la inquilina de la vivienda y su novio pasaron el día fuera, y al volver fueron informados por un vecino de que su apartamento tenía la puerta abierta. Cuando llegaron al inmueble, encontraron el interior revuelto y la habitación de su compañero de piso entreabierta, aunque con muebles detrás de la puerta que dificultaban el acceso. En el cuarto, muy desordenado, vieron los pies de una persona en el suelo entre varias prendas de ropa.

Tras el aviso al 091, varias patrullas se presentaron en el lugar y los agentes confirmaron el fallecimiento de la mujer, que presentaba múltiples golpes y marcas en la zona del cuello. De forma paralela, la Policía Local y Policía Nacional de Estepona acudieron a un servicio en el que un joven muy alterado caminaba por la A-7 en sentido Málaga. Tras ser interceptado, fue atendido por una ambulancia y trasladada a un hospital. Posteriormente, los investigadores confirmaron que este hombre era el hijo de la fallecida y que era el principal sospechoso de su muerte, por lo que fue detenido. El joven está pendiente de valoración psiquiátrica.